VIEJO TOPO nº 8

Nuestra revista llega a su octavo número, superando dificultades como el del reciente ataque cibernético. Por eso decíamos: debemos de estar asestando certeras estocadas a la burguesía y sus lacayos. Lo invitamos a suscribirse.

Este es el Sumario:

 

PRESENTACIÓN

Este Viejo Topo n° 8 inicia un nuevo momento de nuestra revista. Se ubica y participa del inicio de los cambios históricos
de envergadura, desde las masas, desde el Perú profundo, desde el Perú de todas las sangres. Estos cambios, como todo
paso adelante del pueblo, vienen siendo y serán complejos y dramáticos. Mas no nos avenimos al juicio pesimista de que
“ya sabíamos lo que iba a ocurrir”, por quienes se satisfacen en sustraerse a la participación activa en la transformación del
mundo, aguardando que la historia los espere a ellos.

Para comprender la magnitud de los cambios histórico-políticos que ya empezamos a vivir, aun cuando estos se desenvuelven dentro de los márgenes de la democracia burguesa, cabe dar un salto en la comprensión de las tesis mariateguianas que imbrican dos categorías fundamentales: las de clase y raza. Ahí está la matriz —no solo en el concepto de clase—, de la desquiciada ofensiva contra el nuevo gobierno: una ofensiva clasista y racista. La élite limeña, el núcleo o la base social de la gran burguesía peruana conserva una ubicación hegemónica en la estructura de clases y en el poder en el Estado. Pero asociado e indisoluble de aquella, como parte de la matriz de poder vigente, blande como arma la cuestión de raza y todas las relaciones a ella asociada.

Ellos serían, per se, los más educados, cultos, e inteligentes. Y, como un automatismo, habrían heredado el derecho a ejercer el gobierno y el poder. Y el derecho a imponernos su agenda del progreso. Si no lo aceptáramos, están autorizados —autorreferencialmente— a sabotearnos, estigmatizarnos, derribarnos. En verdad, esta perspectiva de poder de la burguesía peruana es parte inseparable del pecado original del surgimiento de la modernidad burguesa y del capitalismo, que surgió “chorreando sangre y lodo” (Marx).

Esta es la perspectiva que guía a Viejo Topo y se hace más patente en este número. Una perspectiva marxista y mariateguiana.

Un extracto del célebre texto de Aníbal Quijano, sobre la colonialidad del poder, ayuda a volver y profundizar la gran
cuestión abierta por el Amauta. Sirve a echar luz sobre el momento político. Y al debate en aras del futuro del socialismo
en el Perú y en Latinoamérica.

Conforman este número, también, crónicas sobre la victoria en la segunda vuelta y la proclamación del triunfo de Castillo
por el JNE. Asimismo, trabajos sobre lo que cabe esperar del nuevo gobierno, sobre el bicentenario republicano, y sobre
precursores y poetas como Mariano Melgar. Un perfil de Eduardo Galeano y textos sobre el panorama internacional,
completan esta nueva entrega.

Comité Editorial
Viejo Topo
Perú, 31 de agosto 2021

Puede adquirir uno o más números anteriores al 30% de descuento. Sólo SUSCRÍBASE AQUÍ.