VIEJO TOPO n° 9.

Al cierre de un año tan intenso, memorable y difícil como es el 2021, lo único que queda, sobre todo a los de abajo, es luchar y volver a luchar.

Este es el sumario:

 

PRESENTACIÓN

Al cierre de un año tan intenso, memorable y difícil como es el 2021, lo único que queda, sobre todo a los de abajo, es luchar y volver a luchar.

Y para luchar hay que mantener viva la esperanza. Y no sólo en el ideal, sino en los hombres y mujeres concretos capaces de realizarlo. De múltiples formas: en el trabajo productivo cotidiano, en la actividad irrenunciable para sembrar consciencia, en la creación de una nueva cultura, en las jornadas para vigorizar el actual momento constituyente.

Pero al lado de todo ello, es un reto irrenunciable asumir los deberes para forjar los instrumentos políticos de los que, a todas luces, el pueblo peruano adolece.

En cada uno de los temas de esta contribución editorial, que es Viejo Topo, anida una línea, una ruta, una perspectiva. Pero se aspira, antes que todo, servir a concretarla con los materiales vivos de nuestra lucha en el Perú y fuera de sus fronteras. Esa parte del trabajo, inseparable de la investigación, es indispensable para construir o reconstruir.

Este número 9 de Viejo Topo —que debió salir en noviembre — expresa esa inquietud en parte teórica, en parte práctica: Su atención al panorama nacional y los complots en marcha. Su vigilancia respecto a los avances y errores del nuevo gobierno. Su cercanía a las profundas masas, su historia, su memoria y su cultura. Su más clara comprensión de los tesoros de nuestro entorno natural y su potencial. Y la atenta mirada hacia nuestra Latinoamérica que avanza y resiste.

Este número no podía, tampoco, prescindir de los sabios consejos de los clásicos.

Les deseamos un Nuevo Año 2022 de nuevos combates y victorias.

Comité Editorial
Viejo Topo
31 de diciembre, 2021.

Puede adquirir uno o más números anteriores al 30% de descuento. Sólo SUSCRÍBASE AQUÍ.