Escribe: Isaac Bigio
Lunes, 16 de Mayo del 2022
Isaac Bigio analiza el papel de PL en la elección de los magistrados del actual TC, infestado de fujimoristas. Ahora ya no sólo tenemos la Alianza Fujicaviar. Ahora tenemos la Colusión Fujicerronista (vt)

El TC debiera ser anulado

Tras el escándalo internacional ocasionado por el fallido indulto del TC, el mismo que fue revertido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), lo mínimo que se podía esperar es un debate acerca de la naturaleza de dicho organismo (o si este debiera seguir existiendo, o ser electo directamente por el pueblo o en base a claros criterios de imparcialidad). Este ha servido para absolver deudas de grandes monopolios, debilitar las arcas fiscales y burlarse de los derechos humanos. Una de las promesas electorales de Pedro Castillo fue eliminar al TC, algo que recientemente ha secundado el actual primer ministro Aníbal Torres.

El martes 10 de mayo la presidenta del Congreso, Maricarmen Alva, no permitió ni una sola intervención ni discusión en la elección de los 6 magistrados. Todos estos, ya habían sido previamente acordados por los distintos jefes de bancadas con base en un sistema de cuotas y de defensa mutua de intereses. No se tomaron en cuenta numerosas observaciones en sus expedientes y a la prensa no se le dejó entrar para cubrir el proceso. Todo fue hecho al caballazo y a espaldas de la población.

Esa actitud antidemocrática e inmoral va de la mano con el hecho de que se haya negado que se discuta un referéndum constitucional, incluso dentro del pleno congresal, a pesar de haber sido una propuesta presidencial.

Lo más grave es que el TC tiene la autoridad de avalar todas las "perlas" que cocine la comisión de constitución, la cual quiere proclamarse como la nueva mini-constituyente, en vez de la que el pueblo debiera elegir directamente. Este, a su vez, va a poder tener la potestad de anular sentencias contra personas incriminadas en hechos de corrupción.

Las bancadas de las derechas extremas y moderadas (Fuerza Popular, Renovación Popular, Avanza País, Alianza Para el Progreso, Acción Popular, Podemos Perú y Somos Perú) avalaron esa elección, lo mismo hicieron las principales cabezas del oficialista Perú Libre. Los hermanos Vladimir y Waldemar Cerrón y también el ex premier Guido Bellido apoyaron lo que propuso José Balcázar, el congresista perulibrista encargado de la comisión sobre el TC. Todos ellos votaron por magistrados que antes han estado con la ultraderecha, con conocidas posiciones conservadoras o que han apoyado abiertamente al fascistoide Rafael López Aliaga.

La alianza hecha entre el cerronismo y el fujimorismo ha sido cuestionada en varios medios pues durante las elecciones ambos se atacan con todo y luego acaban dándose la mano. Además, el PL ha pasado en alto su planteo de anular esa institución.

Se rompe PL

El resultado ha sido que los grupos parlamentarios de Perú Democrático (PD), Cambio Democrático (antes JPP) y los morados no apoyasen esas nominaciones, y que la mitad (o más) de la bancada de PL no haya votado a favor de varios aspirantes.

Si el primer abrazo físico que dio Guido Bellido a Maricarmen Alva terminó en una avalancha de 5 congresistas renunciantes a PL (quienes se asociarían a disidentes de AP y RP para crear PD) y el segundo que a ella misma le dio a Waldemar Cerrón desacreditó a PL, esta vez el abrazo que le dio el perulibrista Balcázar a ella ha coincidido con la renuncia de 10 de los 32 restantes congresistas de PL. A eso se suman más legisladores de PL que han manifestado su desacuerdo, porque a sus espaldas la jefatura de su bancada negoció apoyar a esos aspirantes al TC.

PL, que inicialmente tenía 37 congresistas y era la mayor bancada, ahora se ha reducido a 22 legisladores, con lo que pasa a ser la segunda bancada después de la de FP, quien mantiene homogénea y disciplinadamente sus 24 legisladores iniciales. Si antes el grueso de los parlamentarios de izquierda estaban en PL, ahora solo allí se encuentra la mitad de estos. Es posible que las disidentes continúen. No es la primera vez que PL vota con el fujimorismo, y todo eso no ha hecho más que irle afectando en su credibilidad.

Fallando en ser partido de masas

Cuando el 6 de junio PL se convirtió en la primera sigla en superar los 8,8 millones de votos en una elección general en el oeste sud y centro de las Américas, este partido bien pudo haberse convertido en uno de masas. En vez de apuntar a ser ello, se ha tornado en una cúpula. A pesar de denominarse marxista y leninista, no trabaja en la clase obrera (ni ha marchado o luchado a su lado contra las leyes antilaborales). No busca hacer que los sindicatos ingresen a su seno, y acaba de producir la ruptura de los únicos sindicalistas que andaban con ellos (los del magisterio). A PL no se le ha visto en la concentración del primero de mayo, donde Pedro Castillo se convirtió en el primer presidente en dar un discurso en el día internacional de los trabajadores.

El pacto debajo de la mesa entre el cerronismo y la ultraderecha se da a pocos días de que esta última evitó que la petición presidencial en favor de un referéndum constitucional pudiese ser discutida en el pleno congresal. Bellido, quien dijo que estaba de acuerdo con restaurar la constitución de 1979 como primer paso para anular la fuji-constitución de la dictadura, se ha contradicho enormemente. En la carta magna de 1979 no existía el TC y él, al avalar este y sus nuevos integrantes conservadores, ha dado un portazo a dicho planteo.

Todo indica que PL utiliza una retórica radical y hasta "marxista-leninista" para acabar presionando a la derecha para hacer pactos conjuntos donde negocien cuotas de poder e impunidad.

Partido muy partido

PL se ha convertido en el partido que más rupturas ha tenido en estos 9 a 10 meses de Gobierno. Primero no hicieron un buró político que integrase a la plancha presidencial. Luego expulsaron de su seno a su militante Dina Boluarte, la vicepresidenta, aunque a Pedro Castillo no se atreven a hacer ello (pese a que Bellido le ha tildado de no ser de izquierda). Después han perdido a 15 congresistas (en 2 oleadas).

Para estas elecciones regionales del 2 de octubre, PL ha sido incapaz de unir a la izquierda. Su candidatura por Lima fue preseleccionada en una votación donde no participaron ni mil personas (0.01% de dicha ciudad, la única con 10 millones de habitantes en el Pacífico americano). Lo más probable es que esta no despegue y PL acabe apuntalando a un candidato de la derecha menos ultra. Con estas acciones PL se están disparando a los pies, y están impulsando a la derecha, descreditando a la izquierda y minando al actual Gobierno.

El TC que han ayudado a nominar es el más conservador, antidemocrático y hostil a cualquier reforma social, económica o en favor de los trabajadores, las mujeres, las comunidades campesinas, las naciones indígenas y los LGTB. Nunca antes el fujimorismo pudo lograr un TC tan ultramayoritariamente cercano a sus posturas. Ahora, este TC es capaz hasta de aceptar que se incorpore una cláusula en la carta magna de la dictadura mediante la cual esta quede eternizada y se cierre toda posibilidad de poder substituirla por otra. Todo esto ha sido logrado gracias a los votos del ala cerronista de PL.

Con tal acción PL va a entrar a un proceso de división y desmembración. El haber aceptado tan descomunal claudicación debe haber sido a cambio de alguna concesión. A medida que pasen los días veremos cuál es. Mientras tanto, apenas PL le regaló al almirante (r) Jorge Montoya un TC a su medida, él anunció que iba a presentar una tercera moción de vacancia presidencial.

-----------------------------
El artículo ha sido extraído de la cuenta de facebook de Isaac Bigio (16/05/2022).
Isaac Bigio es politólogo economista e historiador peruano radicado en Gran Bretaña, con grados y postgrados en la London School of Economics.

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.