Escribe: Carlos Alberto Lamas
Domingo, 29 de Noviembre del 2020
Cadenas mundiales CNN, ABC, DW; y las norteamericanas CBS, NBC, los diarios Washington Post, la revista New York Time, sin embargo, insisten en que Donald Trump "no quiere aceptar su derrota".

Según el equipo legal de Donald Trump encabezado por Rudy Giuliani, que ayer compareció ante el Tribunal de Apelaciones de Pennsylvania, la Elecciones EE.UU 2020 han sido afectadas por un fraude masivo.

Presentando a unos 15 testigos bajo juramento, expertos en informática, y 32 páginas de evidencias, el equipo legal señaló que el fraude masivo ha sido realizado a través de múltiples vías.

Por un lado, y para el caso del Estado de Pennsylvania, estado clave que otorga 20 votos electorales, el equipo legal sostiene que se han hecho votar a miles de muertos, se han duplicado fraudulentamente boletas de votación y se han aceptado como válidas boletas con firmas falsas y de ciudadanos inexistentes.

Entre los datos más relevantes figura que se hayan remitido 1 millón 800 boletas electorales y se hayan recabado 1 millón 400 mil. Es decir, considerando las boletas oficiales unos 400 mil ciudadanos no habrían hecho uso de derecho de voto (no votaron). Sin embargo, el conteo señala que hubo más de 2 millones de votantes por correo. Sólo desde ahí se deduce que hubo unos 600, 000 votos falsos en Pennsylvania.

Una de las acusaciones más graves es que se habrían transferido, a través del programa Dominion, millares de votos de un candidato a otro. Los operadores o piratas informáticos habrían actuado desde el exterior. Diversos informes señalan a la ciudad alemana de Frankfurt.

No se verifica la afirmación de las cadenas informativas de que "Donald Trump no quiere aceptar su derrota". Se muestran, más bien, crecientes evidencias de fraude electoral.

Aún cuando el Tribunal de Pennsylvania no aceptó la apelación, la muestra de las pruebas es evaluada por los republicanos como un triunfo pues ha llevado a la detención de la certificación en el Estado en disputa. Por otro lado, la respuesta acelera el proceso para ir a la Corte Suprema, que es donde la estrategia de Trump ha querido llegar en una carrera contra el tiempo.

Ni Joe Biden ni Kamala Harris, candidatos a la presidencia y vicepresidencia, respectivamente, hicieron apariciones públicas luego de la avalancha de denuncias. La excepción fue la reciente intervención de Biden por el Día de Acción de Gracias.

Tampoco los mentores de los anteriores han aparecido en los medios: Barak Obama, Bill e Hillary Clinton.

Por el contrario, la prensa internacional repite al unísono que la multitud de pruebas y versiones juramentadas de testigos, sobre el fraude, son simples bulos o fake news (noticias falsas).

Como consecuencia de todo lo acontecido, sin embargo, la denominación "Presidente Electo" referida a Joe Biden, es mencionada cada vez con menos fuerza.

"Presidente Electo" fue el mensaje que difundió la prensa mundial para convertir sus proyecciones en hechos consumados. Lo hizo desde el mismo momento en que los resultados viraron vertiginosamente la noche y madrugada del 4 de diciembre a favor del demócrata Biden,

Las autoridades de Pennsylvania, Georgia y Nevada, estados claves o pendulares, han ordenado detener la certificación de los votos electorales. La certificación, condición previa para proclamar este 20 de enero al 46° presidente de los EE.UU, significa que se respalda lo actuado por haberse realizado dentro de la ley y las normas electorales y de que se ha respetado la voluntad ciudadana.

La detención de la certificación en los estados señalados, ante el peso de las evidencias de fraude, colocan las cosas en una situación aún irresuelta en el coloso yanqui.

Donald Trump viene avanzando en su pretensión de revertir los resultados que, en un momento dado, llevaron a que se hablara de "el Presidente Electo Joe Biden" por los grandes medios masivos globales.

Según el equipo legal de Donald Trump, unos 10 millones de votos fraudulentos fueron cargados a favor de Joe Biden.

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.