Escribe: Redacción Viejo Topo
Miercoles, 21 de Abril del 2021
Régimen de Vizcarra-Sagasti, en prosecución del neoliberalismo en descomposición, ha hambreado más al pueblo y sobre todo a la niñez. Gestión de la Covid-19, ha desnudado y acentuado las injusticias.

No es la primera vez que los indicadores estadísticos señalan a Puno como la zona de mayores índices de anemia y desnutrición crónica: Ya en el 2017 (Encuesta Demográfica y de Salud Familiar ENDES), se registraba el 80% de desnutrición en niños menores de tres años de edad de la región sureña.

Los datos del 2020, en medio de la Covid-19 deben haber crecido, no disminuido al 70% como lo reporta la OMS y lo replica el INEI.

Es importante retener este dato: 12.1% de la población menor de cinco años de edad sufrió el azote de la desnutrición crónica en el año 2020 en el Perú, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Eso indicaría que la brecha entre la niñez de la zona rural, y la zona urbana, es grande. Y que el Perú se gobierna para sus metrópolis abandonando a la población del campo.

La República, instaurada en 1821 y que nos rige hasta hoy, ha prolongado así la herencia colonial. Más aún, en las grandes ciudades como Lima, los servicios más modernos se concentran en los barrios y distritos acomodados. Grandes masas viven en los cerros que los circundan, con escasos o nulos servicios de agua y desagüe. Es decir, las energías de los peruanos van a parar en el bienestar de las élites criollas quienes, por supuesto, se llenan de miedo cuando la "chusma" despierta.

Las cifras arriba indicadas fueron dadas a conocer por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) al publicar el documento ‘Perú: Indicadores de Resultados de los Programas Presupuestales 2020’, elaborado con información recopilada mediante la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes).

En resumen, en el área urbana, la desnutrición crónica afectó al 7.2% de ese grupo y en el área rural al 24.7% de esos menores.

Luego de Puno, los departamentos que presentaron los niveles más altos de desnutrición crónica fueron: Huancavelica (31.5%), Loreto (25.2%), Cajamarca (24.4%), Huánuco (19.2%), Ayacucho (18,1%) y Pasco (18.0%). Por el contrario, los que mostraron los menores niveles de desnutrición fueron: Tacna (1.9%), Moquegua (2.2%), Lima Metropolitana (4.6%), Callao (5.6%), Ica (5.9%) y Arequipa (6%).

La pregunta cae de madura: ¿con tales niveles de desnutrición, cómo el organismo de los peruanos podría resistir los embates de la Covid-19?

El Estado Peruano, a través de los gobiernos del vacado e inhabilitado Martín Vizcarra; y del aristócrata de la corbata morada, Francisco Sagasti, se dedicó a solventar a las grandes empresas, bajo la cobertura del Reactiva Perú. Y, a dar un plus de recursos a la prensa corrupta a través de la publicidad estatal.

En vez de proveer de alimentos a los pueblos, en las zonas más pobres del país, movilizando a todos, ambos gobiernos se dedicaron a encerrarnos, mientras se repartían ingentes recursos a manos llenas; y nos lanzaban las migajas de los bonos. Y, encima, nos endeudaban ante la oligarquía financiera mundial, por una centuria.

Tiene toda la razón el pueblo del Perú Profundo, de tirar al traste a la republiqueta criolla. Ésta se llena la boca de antiguos y nuevos términos para embellecerse a sí misma: "Democracia", "Estado de Derecho", "Seguridad Jurídica", "Inclusión", "Equidad", "Diversidad", "Derechos Humanos", "Paridad de género", mientras nos condena al hambre y la muerte.

Hoy el sistema de opresión, "Reconciliado hacia el Bicentenario", desata a todo vapor su Campaña de Miedo, para que esta trágica realidad arriba descrita, siga y se perpetúe.

Un opinólogo de apellido españolísimo sugería, desde la orilla de su precipicio culposo, en el diario Expreso:

"Un spot publicitario con escenas de Pink Floyd –como en las elecciones del ´90- con sonidos aterradores de un cadáver cayendo, con una cara monstruosa, de un país que puede ir al caos con Castillo, es menester para que el pueblo peruano despierte y no se arroje al precipicio con el shock comunista".

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.