PROVINCIANOS BIEN RECIBIDOS EN LIMA, MIENTRAS POLICIA LANZA MANIFESTANTE AL ABISMO

Persiguen y detienen caravanas y en su pretensión de amedrentar a un contingente de ayacuchanos que viajaba a Lima desde el VRAE, lanzaron a uno de sus dirigentes, pero esto provocó mayor indignación y repudio contra la dictadura.
 

Un video que viene circulando ampliamente por las redes muestra la actitud delincuencial de los uniformados que, pese al ruego de algunas mujeres, proceden a lanzar a un poblador al abismo, se trata de  Edgar Yucra, miembro del comité de defensa del Vrae, que viajaba en un camión con otros paisanos y fueron retenidos a la altura del peaje Socos, en la carretera Libertadores. Esto sucedió ayer y lejos de amenguar los ánimos, provocó mayor rechazo a la dictadura y a las fuerzas represivas que la defienden.


Por otro lado, otro convoy, esta vez de descendientes de guerreros chankas, proveniente de Andahuaylas, fue detenido en el Km 31 de la vía Libertadores y los choferes de tres camiones conducidos a la comisaría donde se les retuvo por varias horas. Esto provocó la protesta de los viajeros y la solidaridad creciente de los pobladores lugareños que comenzaron a congregarse en torno a la comisaría exigiendo que se permita el paso a los viajantes. Rápidamente la noticia corrió por los linderos y desde los distritos de Humay, San Clemente y Villa Chincha llegaron donaciones en víveres para preparar una olla común con la cual se alimentó a los andahuaylinos que, finalmente, pudieron continuar su curso y llegar a la capital siendo recibidos, una parte, en la plaza Manco Cápac con muestras de afecto de pobladores capitalinos.


En Juliaca los convoyes que aún no han partido decidieron hacerlo en forma escalonada y tomando rutas alternas, en vista de lo sucedido con los andahuaylinos. Un dirigente que logró escapar de una redada nocturna denunció “se ha llevado a cabo una cacería a todos los dirigentes de Juliaca”, e instó a la población: “Protejan a sus dirigentes, quieren encarcelar, asesinar… los vecinos han bloqueado varias cuadras para impedir que nos capturen”. Una profesora que parte también hacia Lima recordó que quienes se quedan lo hacen para continuar con el paro y la protesta. En Huancané los pobladores también eran despedidos con cantos y la consigna “Hasta la victoria”.


Delegaciones de Estudiantes de la Universidad Nacional San Antonio de Abad del Cusco, de sus trece provincias partieron también en medio del calor y el llanto: “Un cusqueño nunca se va a dejar pisar el poncho”, “sabemos que de repente no todos volvamos sanos y salvos, pero lo hacemos por nuestro Perú”.


Nativos de la comunidad Awajun en la provincia de Condorcanqui, se posesionaron de la carretera frente al oleoducto nor peruano y amenazaron con sabotearlo. Una joven indignada manifestó que en otros países donde se explota el petróleo al menos la población recibe algún beneficio, pero en el caso peruano “nunca el Estado se ha preocupado por nosotros”. Indignada por el racismo y la discriminación promovida por la elite limeña afirmó “debemos ser medidos con la misma vara, basta ya…Vamos a proteger nuestros territorios”.


En la provincia de Virú, en el norte del Perú, se acata un paro indefinido, así como en Bambamarca se ha  de iniciar el propio mañana. 
A nivel internacional, desde la Gran Manzana de Nueva York, peruanos se manifestaron contra la dictadura genocida de Dina Boluarte.
Para cerrar la nota, el padre del policía extrañamente muerto en Puno, fue acallado y sacado del enfoque de la televisión corrupta y mermelera cuando afirmó al aire “por culpa de esa supuesta presidenta, los peruanos nos estamos matando”.