Repsol no da solución

PESCADORES PERUANOS AFECTADOS POR DERRAME DE PETRÓLEO MARCHAN EN PROTESTA

Representantes de más de 20 asociaciones de pescadores artesanales y armadores exigen medidas que solucionen los efectos que sufren por el daño ambiental.

Un promedio de 500 pescadores artesanales de Ventanilla, Santa Rosa, Ancón, Chancay, Aucallama y otros lugares aledaños, afectados por el derrame de petróleo en el mar peruano debido a la negligencia de la refinería La Pampilla, perteneciente a la empresa Repsol, realizaron una marcha en la mañana de ayer desde la Plaza Dos de Mayo hacia el Congreso y luego a la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

Según explicaron sus dirigentes, a través de esta protesta exigen a los poderes del Estado, sobre todo a la PCM, tomar acciones firmes ante el incumplimiento de la compañía petrolera española para abonar la compensación acordada, ya que Repsol ha decidido de manera unilateral suspender la entrega de abonos de compensación, afectando así a más de 2000 familias.

Desde las 07:00 de la mañana, los pescadores empezaron a movilizarse por las calles del centro de Lima dirigiéndose a la avenida Abancay.

El dirigente del Frente de Defensa de Pescadores Artesanales de la caleta de Ancón, Luis Chiroque señaló que se desde que se registró la tragedia ambiental —el pasado 15 de enero en la refinería La Pampilla— la empresa Repsol solo les ha pagado seis de nueve adelantos de compensación y ya está por cumplirse el décimo mes.

En declaraciones a un medio de prensa Luis Chiroque manifestó “Nuestro pedido es que la PCM se haga respetar y haga respetar a los pescadores, defendiendo el mar que ha quedado hecho un desastre por el hidrocarburo que fue derramado el 15 de enero. Repsol hace lo que se le da la gana con el pescador y no tenemos respaldo del Gobierno”.

Repsol busca pagar una indemnización y así evitar los pagos de compensación (que, por acuerdo, es un monto para compensar las ganancias mensuales que los pescadores han dejado de obtener debido a la suspensión de sus actividades frente a la contaminación de los mares).

Los pescadores señalan que una indemnización requiere de un estudio exhaustivo que determine el impacto ambiental generado y que establezca para cuándo las aguas marítimas alojarán nuevamente las especies que les permitan retornar a sus actividades productivas con normalidad.

Luego de llegar al Parlamento y hacer presente sus demandas, las 20 asociaciones de pescadores se dirigieron a la PCM, con el mismo objetivo.

Ya el martes último los pescadores artesanales realizaron un plantón en los exteriores de la empresa Repsol en San Isidro, exigiendo que esta cumpla los acuerdos establecidos y se dé una indemnización justa ante la problemática que viven por la responsabilidad de dicha empresa.

Uno de los puntos importantes de su demanda es que la indemnización sea acorde a la afectación de cada pescador, considerando que muchos de ellos poseen una o más embarcaciones, conseguidas con el esfuerzo de los años.

Dentro de sus exigencias está que la PCM implemente acciones, ante las entidades involucradas, para que se realicen análisis científicos para precisar con detalle acerca de la contaminación sufrida por el derrame.

Los representantes de estos gremios también exigen que la PCM interceda para que el Ministerio del Ambiente se pronuncie en el mas breve plazo sobre la ampliatoria de declarar en estado de emergencia la zona afectada ya que según pudo constatar la Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), más del 70 por ciento de las playas de la zona aún se encuentran afectadas por el hidrocarburo.

Otro punto de sus demandas es que se garantice la participación de pescadores acreditados en las mesas de trabajo.