Escribe: Carlos Repetto Castro
Lunes, 20 de Abril del 2020
El asunto está, de momento, en la comisión que recibirán. Trama de robo y corrupción en tiempos de pandemia tiene un jefe de banda: Martín Vizcarra (vt)

La emisión de bonos soberanos siempre ha sido considerada como algo de último recurso para que una nación pueda obtener capital para producir, aumentar la riqueza de la nación, crear un mejor futuro para sus ciudadanos y poder repagarlo.

Generalmente cuando una persona, empresa o nación se endeuda, se hace para mejorar su situación económica, sería un error endeudarse simplemente para pagar gastos corrientes o para pagar otra deuda, eso significaría que hay un mal uso de los recursos existentes. Si una nación después de analizar su situación económica decide endeudarse entonces puede proceder, entre varias opciones, a la emisión de bonos soberanos, los cuales se pagarán en 5, 10, 15, 20 o 30 años; y estos son emitidos con un interés fijo, un valor nominal que no varía y un tiempo de duración.

El interés que se asigna a los bonos dependerá del score crediticio que tenga la nación (eso es como del Infocorp en nuestro medio). En el caso del Perú, de acuerdo a la evaluadora Standard & Poor’s, su score crediticio es BBB+, el cual es igual al de Tailandia, Aruba, Bulgaria, entre otros.

El proceso de emisión de bonos comienza con la identificación de la necesidad y cómo se utilizará el dinero proveniente del préstamo. Este primer paso generalmente lo hace el ministro de Economía y Finanzas (MEF) con la ayuda de un asesor financiero.

Es un paso no estandarizado pero me refiero a mejores prácticas. La función del asesor financiero es de “controlar” el posible apetito desmedido por dinero que no tendría uso productivo y que solo crearía comisiones más altas para él y los otros involucrados. Y es que a mayor endeudamiento más comisiones.

Como es obvio, el rol del asesor financiero es complejo ya que tiene que poner por delante el bienestar del país-cliente sobre sus intereses personales. Por eso en los EE.UU., en el año 1993, se creó al asesor financiero registrado, series 66 sujeto a la Ley del Cielo Azul (blue sky law). Esta ley rige el comportamiento de los asesores financieros, obligándolos por ley a velar por los intereses del cliente. La belleza de los bonos es que las comisiones se pagan en el “placement”, es decir al momento de su colocación en el mercado y no en la venta, en otras palabras la comisión es prepagada.

Estas comisiones pueden ser millonarias, pueden variar de 25% a 3% y son compartidas con los brokers, asesores financieros, abogados y gerentes que el banco y la nación emisora nombren. Finalmente, claro que los bonos pueden ayudar a una nación siempre y cuando sean utilizados para crear producción y riqueza y no solamente para volver millonarios a unos pocos.

------
(*) Ingeniero Industrial Northeastern University, Boston,MA USA, Magister en Administración de Empresas y Finanzas de la University of New Hampshire, Durham, NH, USA y Asesor financiero. El título original del artículo es: La belleza de los bonos: la comisión. Publicado en Expreso, 20/04/2020.

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.