Escribe: Viejo Topo
Jueves, 12 de Marzo del 2020
La OEA, instrumento yanqui, se apuró en avalar la campaña de "fraude" impulsada por la oposición. Con ello precipitó la crisis política y el golpe contra Evo Morales.

Según la Organización de Estados Americanos (OEA), la elección presidencial realizada en Bolivia, ‎el 20 de octubre de 2019, estuvo marcada por un fraude tendiente a favorecer la reelección del ‎presidente Evo Morales, candidato del partido Movimiento Al Socialismo (MAS).‎

La Constitución boliviana estipula que un candidato a la presidencia de la República gana la elección presidencial en la primera vuelta si obtiene más del 50% de los votos válidos o el 40% de ‎los votos válidos con un 10% más de votos que el segundo candidato más votado. Si ningún ‎candidato logra esas cifras, los dos candidatos más votados van a una segunda vuelta (balotaje). ‎

En la noche del 20 de octubre de 2019, los primeros resultados anunciados daban la victoria al ‎presidente Evo Morales –que buscaba la reelección– pero todavía existía la posibilidad de una ‎segunda vuelta. Sin embargo, se produce una interrupción del conteo de los sufragios, cuando ya ‎se había contabilizado el 83% de las urnas. En ese momento, el candidato Carlos Mesa Gisbert, ‎ex presidente y principal adversario del presidente saliente Evo Morales, y la OEA sospechan que ‎Morales estaba preparando un gran fraude. Cuando se reanuda el conteo, 22 horas después, ‎se anuncia la reelección de Evo Morales en la primera vuelta. ‎

Pero Carlos Mesa y la OEA denuncian una manipulación del escrutinio, en cuestión de horas ‎la OEA publica un informe acusador, se inicia una ola de graves disturbios –además de amenazas ‎e incluso ataques físicos contra alcaldes, senadores y diputados del MAS a través del país. ‎

Evo Morales es proclamado presidente reelecto pero el ejército y la policía lo “invitan” a dimitir, ‎lo cual finalmente hace en aras de poner fin a la violencia. Tras él dimiten los presidentes y ‎vicepresidentes del Senado y de la Cámara de Diputados –miembros del MAS– mientras que la ‎segunda vicepresidente del Senado, la opositora Jeanine Áñez, se autoproclama presidente interina de la ‎República. Evo Morales sale del país hacia México, desde donde denuncia un golpe de Estado. ‎

Cuatro meses después, dos investigadores del Massachusetts Institute ‎of Technology (MIT), John Curiel y Jack R. Williams, especialistas en estadística, acaban de publicar, el 27 de febrero de 2020, un ‎estudio detallado de las eventuales anomalías que pudieran aparecer en la progresión de los ‎resultados antes y después de la interrupción del conteo. ‎

Los dos especialistas del MIT subrayan, en su informe de siete páginas, Análisis de las elecciones de Bolivia 2019, que nada, absolutamente nada, justifica las acusaciones de ‎fraude plasmadas en los informes de la OEA.‎

En sus conclusiones finales sostienen: "La afirmación de la OEA de que la detención del conteo de votos durante las elecciones bolivianas produjo una alteración en la tendencia de la votación está en contradicción con los datos (...) No encontramos los resultados que nos lleven a la misma conclusión que la OEA. Lo que encontramos es que es muy probable que (Evo) Morales haya ganado con el margen de 10 puntos porcentuales requeridos para ganar en la primera ronda de la elección el 20 de octubre de 2019".

Aquí el Informe completo: Analysis of the 2019 Bolivia Election

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.