IDEOLOGÍA DE GÉNERO: MENORES "TRANSEXUALES" PODRÁN CAMBIARSE DE SEXO

Avanza en España el paquete de la Ideología de Género que aquí se disimula bajo título de Enfoque de Género, y de igualdad de oportunidades entre hombre y mujer. Se trata de un paquete cultural de graves consecuencias. (vt)

El Tribunal Constitucional de España ha abierto la vía a que los menores —a los cuales la prensa denomina 'transexuales'— puedan anotar su cambio de sexo en los registros y, por tanto, reflejarlo también en el documento nacional de identidad (DNI).

Los magistrados del alto tribunal acordaron este jueves anular el artículo de la legislación que restringía esta posibilidad a los que tuvieran más de 18 años.

Una voz sensata en la arena internacional, Vladimir Putin, es de la opinión de que, a ese respecto, es mejor dejar que cada quien decida qué quiere ser al cumplir la mayoría de edad.

El tribunal español, buscando matizar el alcance de su decisión, agregó en un comunicado que la cuestión dependerá de la "suficiente madurez" de quienes "se encuentren en una situación estable de transexualidad".

Esta resolución —que se debe desarrollar y plasmar en una sentencia que se publicará los próximos días— llega después de largos meses de debate en el seno del Constitucional, que ha ido retrasando su decisión hasta alcanzar un acuerdo mayoritario. El dictamen contará con el voto en contra de dos magistrados, según fuentes del organismo.

El asunto llegó al Tribunal Constitucional procedente de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, que planteó en 2016 una cuestión de inconstitucional tras estudiar el caso de un adolescente de 14 años que "al nacer fue inscrito con sexo y nombre de mujer, pero que desde muy pequeño se sintió varón y prefirió usar un nombre masculino".

Los jueces del Tribunal Supremo interpretaron que el artículo 1 de la ley de 2007 que regula el cambio de sexo en los registros —limitándolo a "mayores de edad"— podía suponer una vulneración de varios derechos fundamentales de los "menores transexuales": como la protección de su integridad física y moral; a la intimidad personal y a la propia imagen; y a la salud.

Esto indica que la legislación española, primero, ha tenido que adoptar el concepto de que los menores pueden definir sobre su "opción o condición sexual" y, por tanto, su condición de transexualidad.

Sobre ese terreno ya preparado, en efecto, el Constitucional encontró que había colisión entre esa posibilidad de "definir" su sexualidad y el derecho a cambiarla legalmente.

El caso había sido llevado al Tribunal Constitucional por Natalia Ventín, presidenta de la asociación Chrysalis y madre del joven así definido como "transexual". Ella considera que la decisión llega tarde y que su hijo ya ha "sufrido un daño irreparable".

Asimismo, cuestiona la indicación de "suficiente madurez". "No se puede condicionar la identidad de una persona a que se cumplan unos criterios médicos o psiquiátricos", apostilló.

Inmersos en tal horizonte los colectivos trans van por más en España. Mar Cambrollé, presidenta de la Federación Plataforma Trans, pide que se apruebe una Ley Trans integral que aborde la identidad legal "sin límite de edad y sin supeditar la identidad a ningún informe médico".

Estamos, pues, advertidos acerca de los alcances este nuevo producto de la crisis cultural e ideológica de Occidente.

Aquí, el neoliberalismo extremo y las izquierdas rosa o post modernas, nos la quieren hacer pasar suavemente, como una sacrificada lucha por el empoderamiento de la mujer. No. La ideología de Género, bajo el membrete de Enfoque de Género, es otra cosa.

Los hechos hablan.