HOY ES LA GRAN MARCHA

Sectores populares importantes de todo el Perú se movilizan hacia Lima en contra del golpismo fujicaviar, a la vez exigen al gobierno el cierre del Congreso y una Nueva Constitución a favor del pueblo.

El día sábado publicamos el artículo “Pánico ante marcha del 10 de noviembre”, ahí nos referimos al temor que la derecha expresaba frente a la marcha denominada “La Toma de Lima”.

Esto se da en el contexto en que el ejecutivo ha remitido un documento señalando que iría al Congreso de la República a plantear una Cuestión de Confianza, para que se derogue la ley que limita justamente la cuestión de confianza. El legislativo a través de su presidente José Williams Zapata notificó al premier Aníbal Torres que tal pedido se había declarado inadmisible. La respuesta del primer ministro no se hizo esperar, señalando “no se puede declarar inadmisible una Cuestión de Confianza que aún no existe, porque todavía no se ha presentado”. Y remarcó “vivimos la dictadura de la ignorancia”.

El mismo José Williams señaló ayer en conferencia de prensa que “la marcha que será este 10 de noviembre, muestra en los logos y en la publicidad, agresividad… por ello hemos decidido suspender la sesión del Pleno de mañana… no es que estamos intimidados, de ninguna manera, ante todo es la seguridad”. Dicen no temer, pero suspenden sus actividades “en resguardo de su integridad”, señaló también que la marcha “será en apoyo al presidente Castillo” ¿no era que la mayoría de la población estaba contra Castillo?

Mientras, ayer en el Patio de Honor de Palacio de Gobierno cientos de trabajadores y representantes de la Confederación de Trabajadores Estatales del Perú CTE – Perú y de la Coordinadora Nacional de Micro Empresarios Estatales del Perú, dieron su respaldo a Pedro Castillo.

Domingo Cabrera Toro secretario General de la CTE, enfatizó su condena a las maniobras golpistas que provienen del Congreso, remarcando que participarán en la marcha convocada para hoy.

Esta marcha no ha tenido la más breve nota en los grandes medios de comunicación, ni ha contado con la inversión millonaria de publicidad como sí la tuvo la marcha pro golpista del sábado pasado en la cual sus propios gestores y promotores quedaron insatisfechos, es más, la publicidad en muchos casos ha sido insuficiente y casi nula, sin embargo, los temblores del miedo se manifiestan en las palabras de José Williams y en la propia medida tomada.

A propósito de la poca publicidad, llama la atención que en las páginas de la misma CGTP —una organización con larga trayectoria— se haya publicitado someramente la movilización, cuando es fundamental la importancia de propagandizar las actividades y sobre todo por la trascendencia de esta lucha, en cuyo acuerdo de la Asamblea Nacional de los Pueblos, participaron activamente.

Donde sí se manifestó gran actividad propagandística fue en las redes sociales y en las páginas oficiales de organizaciones como el Frente Agrario y Rural del Perú.

Esta marcha se realiza en rechazo a los intentos de vacancia contra Pedro Castillo, exigiendo a su vez el cierre del Congreso, pero también demandando al gobierno cumplir con las medidas ofrecidas en la campaña del 2021, como la convocatoria a una Asamblea Constituyente para concretar una Nueva Constitución que represente los intereses de la población peruana.

A la participación de organizaciones de la capital se suman las organizaciones populares y diversos gremios de trabajadores de las diferentes regiones del Perú, quienes se desplazan a Lima y dan sentido a la denominación LA TOMA DE LIMA, como se ha bautizado. Esta fuerza imponente que proviene del Perú profundo —zonas populares de Lima y del interior de país— permiten avizorar una importante jornada de lucha en defensa de la voluntad popular.

La convocatoria es para hoy a las 3 pm. Los puntos de concentración son la Plaza San Martin y la Plaza Dos de Mayo.