Del hombre de acero al hombre rosa

FRACASÓ SUPERMÁN BISEXUAL

Elites que controlan medios de información, cultura y entretenimiento pretendían un ídolo acorde a la "Ideología de género".

Se trata del hijo de Clark Kent y Louis Lane, Jon Kent, héroe de la tira Superman: Son of Kal-El, que ocupaba el puesto 6 de los comics más vendidos por la corporación DC Comics a mediados de 2021, hasta que sus creadores decidieron que el joven superhéroe debía mantener una relación amorosa con Jay Nakamura, amigo suyo emigrante de origen asiático y, para completar su “progresismo”, debía ser también un preocupado por los temas de migración y el medio ambiente. Entonces las ventas cayeron estrepitosamente.

El cómic, escrito por Tom Taylor y dibujado por John Timms y Daniele Di Nicuolo, a fines del 2021 y a pesar de tratarse de uno de los cómics más publicitados no aparecía siquiera entre los 50 más vendidos, donde aún se mantienen Batman, Wonder Woman, y la Liga de la Justicia.

Con similares pretensiones "inclusivas" y de normalizar las relaciones homosexuales, series de Netflix, películas de Disney y producciones de Pixar -por mencionar casos recientes- , dirigidas especialmente a niños y jóvenes, han resultado verdaderos chascos financieros y sendos bodrios artísticos

El colorista Gabe Eltaeb, fue uno de los primeros en manifestarse. Señaló que había decidido abandonar la editorial porque "está arruinando a los personajes y no tienen derecho a hacerlo" y les acusó de silenciar a los que piensan de manera distinta: "Nos llaman fanáticos y racistas”. Eltaeb se había encargado de colorear las viñetas de los cuatro primeros números de Superman: Son of Kal-El, pero desistió en el quinto número, donde se desvela su bisexualidad.

Eltaeb decidió trabajar en su propio cómic llamado Isom, asociándose con el escritor Eric July, quien promovió la marca Rippaverse, alternativa de DC y Marvel. En su primer día en pre-venta, el cómic de Isom consiguió recaudar US$ 3 millones de dólares y vendió 43.000 copias en Estados Unidos, casi diez mil más que el comic de Superman Gay a nivel mundial.

En octubre se supo que DC daba por cancelada la serie, después de 18 números, aunque negaron que fuera por la caída abrumadora de las ventas.

Lo cierto es que cada vez más ciudadanos rechazan la imposición de una ideología, diseñada para una agenda globalista, que ha dejado la sutileza para difundirse con desparpajo por cielo, mar y tierra.