Escribe: Alfredo Jalife-Rahme
Martes, 19 de Julio del 2022
Los intervencionistas liberales internacionalistas todavía alucinan que el Siglo Estadunidense puede ser restaurado sometiendo a China, mientras que los “prudentes” entienden que el siglo estadunidense finiquitó.

En 1941, el oligarca propietario de varias revistas Henry Luce (HL) —Time, Life, Fortune, etcétera—, entronizado como el más influyente ciudadano privado en Estados Unidos (EU) de su época, impulsó la mercadotecnia (geo)política a alturas insospechadas y lanzó su manifiesto sobre el Siglo Estadunidense que, 81 años después en retrospectiva, le hizo más daño que bien a EU y al planeta entero.

El procaz manifiesto mercadológico de HL es la prolongación del mesiánico Destino Manifiesto decimónico de EU —acuñado por John O’Sullivan, otro propietario de periódicos—, que encubrió axiológicamente la anexión de Texas.

Bajo el precepto de su Destino Manifiesto, EU se apoderó de la mitad de México.

En el contexto de la lascivia y la avaricia del eje Hollywood y Wall Street, la moralidad de HL suena cómica, en medio de la protoguerra civil en EU entre wokenistas y trumpianos: “Cumplir el misterioso (sic) trabajo de elevar la vida del género humano del nivel de bestias (sic) a lo que los salmistas llamaron un poco menos que ángeles (sic).

En la más antigua revista mensual de EU, Harper’s, fundada en 1850, Daniel Bessner (DB) —profesor en la Universidad de Washington— sustenta que se acabó el Siglo Estadunidense, bajo el título de Imperio Burlesco (sic): “el siglo estadunidense no consiguió los elevados objetivos que idearon los oligarcas como HL(…). Pero demostró que las tentativas de dominar al mundo a través de la fuerza fracasarán”.

DB aduce que en el ocaso del Siglo Estadunidense, el establishment de la política exterior de Washington, “conformado por los think tanks que definen los límites de lo posible, se han fracturado en dos campos de batalla”:1. Los internacionalistas liberales (sic) que insisten en que EU debe retener su primacía militar global y 2. Los “prudentes ( restrainers)”, que urgen repensar el abordaje foráneo de EU, lejos del militarismo (sic) y hacia formas pacíficas de compromiso internacional.

A mi juicio, el disfuncional Biden es presa de la inepta triada bélica de los jázaros: Jake Sullivan/Antony Blinken/Vicky Nuland, que lo empinaron en la trampa de la Guerra de los 30 años en Ucrania.

Según DB, el resultado del dilema entre los irredentistas mesiánicos/internacionalistas liberales —que por fin se percatarán de la gravedad de los desastres que sembraron en el mundo durante décadas— y los prudentes –volcados en una gran estratégica de contención–, definirá el nuevo destino de EU.

Los intervencionistas liberales internacionalistas todavía alucinan que el Siglo Estadunidense puede ser restaurado sometiendo a China, mientras que los “prudentes ( restrainers)” entienden que el siglo estadunidense finiquitó.

DB, proponente de la Historia Intelectual, se remonta a los orígenes de la contención (restraint) con George Washington, en septiembre de 1796, y John Quincy Adams, un cuarto de siglo más tarde, el 4 de julio de 1821.

Sugiere que el Siglo Estadunidense debe ser sustituido por un “Siglo Global(…) en el que el poder de EU no sólo sea restringido, sino reducido, y en el que cada país se dedique a resolver los problemas que nos amenazan a todos”.

DB admite que no es obvio lo que sigue cuando EU se encuentra ante una bifurcación —que, a mi juicio, rememora la tragedia de Edipo Rey ante su trágico destino y su congénita discapacidad libertaria—: el regreso de la rivalidad de las superpotencias, básicamente contra China, o la ineluctable decadencia del poder de EU que sea susceptible de producir inéditas formas de colaboración global, dejando atrás su política exterior atávica (sic) mal adaptada para el siglo XXI.

Andrew Bacevich –profesor emérito de historia y relaciones internacionales– escudriña el seminal ensayo de DB y ofrece su luminoso enriquecimiento sobre la religiosidad inherente al precepto mesiánico de HL y su Siglo Estadunidense, hoy totalmente hecho añicos al interior y al exterior.

-------------------------
El título completo del artículo es: “Fin del Siglo Estadunidense”, según Daniel Bessner, de la revista Harper’s: “¿Qué sigue?”. Publicado en el blog de Alfredo Jalife-Rahme, 17 de julio, 2022

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.