Escribe: José Carlos Ramírez
Domingo, 20 de Marzo del 2022
Facebook y sus redes afines se muestran a favor del neofascismo ucraniano y promueven llamados a la muerte de Putin y de los rusos.

Hace unos días la agencia de noticias Reuters divulgó cómo los dueños de META (nombre actual de la empresa dueña y administradora de las redes Facebook, Instagram y WhatsApp) han efectuado “cambios” en sus políticas pasando a autorizar publicaciones que hacen llamamientos a la violencia contra los gobernantes rusos y sus soldados.

Estos empresarios de la virtualidad, que durante la pandemia censuraban cualquier opinión disonante a las directrices de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y al discurso oficial sobre el manejo del Covid19, ahora permiten, sin remilgo alguno, que los usuarios de Facebook e Instagram hagan llamados a la muerte del presidente de Rusia Vladimir Putin o del presidente bielorruso Alexander Lukashenko.

La “justificación” está en que dan una supuesta libertad a los afectados por la invasión rusa, para que estos se despachen a su gusto, generando así una fobia contra la población rusa. “A la luz de la invasión en curso de Ucrania, hicimos una excepción temporal para aquellos afectados por la guerra que expresan sentimientos hacia las fuerzas armadas invasoras como ¡muerte a los invasores rusos!, ha reconocido la red social propiedad de Mark Zuckerberg en un comunicado remitido a ABC.

El comunicado remarca con similar eufemismo que estas “son medidas temporales” y que están “diseñadas para preservar la voz y la expresión de las personas que enfrentan una invasión”. Las redes de META, así como vienen construyendo su propio universo —el metaverso (un universo virtual)— también buscan construir una verdad, la verdad que anula las otras versiones y solo permite las publicaciones que le conviene o le son afines.

Censuran, vetan, silencian a quienes discrepan; y allana el camino para el ataque despiadado del bando de su simpatía en contra del otro. Hay libre albedrío para los improperios y las amenazas de muerte, esa es su verdad y la verdad que propagan a los cuatro vientos desde su monopólico dominio de las redes. La incitación al odio y la violencia derivados se desarrolla específicamente contra los rusos.

Una guerra es el enfrentamiento de dos fuerzas; sin embargo, las empresas de Zuckerberg. Facebook, Instagram, y Twitter promueven una arremetida contra los rusos. La rusofobia es producto de un sucio papel que las redes juegan en esta confrontación.

Según la propia agencia Reuters, la permisibilidad de la compañía de redes sociales para la publicación de pedidos de muerte de los presidentes ruso y bielorruso, pudo corroborarse en correos electrónicos internos entre sus moderadores de contenido. El informe también señala, que estos cambios en las políticas de META, se están empezando a aplicar en Armenia, Azerbaiyán, Estonia, Georgia, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia, Rumania, Rusia, Eslovaquia y Ucrania.

No ocurre lo mismo para el otro lado, lanzar amenazas de muerte contra el mandatario ucraniano u opiniones contra Ucrania quedó prohibido desde un comienzo por META.

Pero no solo es la mirada parcializada, de acuerdo a un informe de The Intercept, se sabe que, desde el inicio de la guerra, se permite la apología y los elogios a los neofascistas del batallón Azov de Ucrania.

Un portavoz de esta empresa tecnológica afirmó que esto se da “por el momento, haciendo una pequeña excepción para elogiar al Regimiento Azov estrictamente en el contexto de la defensa de Ucrania, o en su papel como parte de la Guardia Nacional de Ucrania”.

Frente a ello, la embajada de Rusia en EE.UU. ha publicado un mensaje a través de su cuenta de Twitter solicitando a las autoridades de Estados Unidos que tomen medidas contra Meta, acusándola de implementar “políticas extremistas” por las que debe responder ante la Justicia.

En la edad media se vivió un largo periodo de oscurantismo, se censuró el conocimiento, se persiguió las ideas divergentes, esa fue la forma como el clero buscó monopolizar el conocimiento. Hoy, estos adalides de la modernidad tecnológica ya no recurren a la quema de libros, censuran y prohíben desde sus redes y pretenden darnos una versión, “una verdad”, la verdad que a ellos les conviene. Mientras, quienes se autoproclaman los grandes defensores de las libertades democráticas, quienes desde sus tribunas enarbolan la defensa de la libertad de expresión, guardan silencio cómplice.

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.