Escribe: Alberto Manzanares
Miercoles, 21 de Abril del 2021
Saludamos que Pedro Castillo no ceda ante ninguna “Hoja de Ruta”; ni del Marqués de Vargas-Llosa, ni de las ONGs globalistas. Pero, de cara al pueblo, hay cosas qué reflexionar y ajustar. Veamos.

La última encuesta Ipsos, para la segunda vuelta, ha resultado ser un torpedo contra el establishment político colonial-republicano. Días antes, El Marqués con pretensiones de Virrey ya había dado sus instrucciones a Keiko Fujimori: Que le presente, de hinojos, sus motivos y compromiso. Dirección postal: Castillo Marquesal de La Flora, Madrid.

Ahí hay un punto diferencial de lucha importante: quién lo manda al infierno; y quién se arrodilla ante el tránsfuga ravinesco* que desertó del socialismo, cuando la cosa se ponía cuesta arriba. Que sea todo lo buen escritor que quiera no le otorga poderes supremos en la política peruana. Por lo demás, su fama no se hizo nunca a pulso. Se originó desde la acción cultural de la izquierda latinoamericana (Véase la Carta de la eminente comunista cubana Haydée Santa María, en donde lo desenmascara). Al pasarse al bando imperialista, el sistema lo catapultó y hoy lo usa para sus fines.

En este juego de cortapisas, Gustavo Gorriti emitió sus propias instrucciones a las ONGs ―organizaciones que se autotitulan la sociedad civil―, buscando poner bajo control un desenlace que presumen catastrófico. Gorriti hace una atingencia al Marqués: Que no cabía adelantarse. Antes, sostiene Gorriti, hay que mantener las cosas en suspenso y que digan los candidatos (así, en plural) qué cosa ofrecen. Esto es, quién da más.

Pero, en verdad, la pretendida estrategia es un llamado a Keiko Fujimori a dejar intacto el estatus de las ONGs a cambio de su apoyo. De ese modo IDL e IDL-Reporteros, Transparencia, y demás, podrán seguir su labor de penetración del aparato Estatal, adecuándolo a los mandatos del globalismo imperialista. No se dirige Gorriti a Pedro Castillo, pues éste se ha comprometido a mantenerse firme en el Plan de Gobierno de Perú Libre que dice:

“Generalmente (las ONGs) se encuentran financiadas por EEUU y tienen la misión de controlar los sectores sociales con repercusión política, por ejemplo, aquellos que se ocupan de discapacitados, clubes de vaso de leche, derechos humanos, LGTBI, feministas, indigenistas, libertad de prensa, ecologistas, círculo de intelectuales, etc.” (Perú Libre. Ideario y programa, p.71).

Planteadas así las cosas, vayamos a algunos puntos del Programa de Perú Libre. Veamos el referido a la libertad de expresión y de prensa.

A lo largo de varias páginas (Capítulo VI, Sobre política de transportes y medios de comunicación), se denuncia la concentración de medios (Sobre todo El Comercio) y se desenmascara el papel de la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa). Se critica el papel de la televisión basura, la necesidad de redistribuir la publicidad estatal (no dejársela sólo a los grandes medios). Se plantea la necesidad de regular el desenvolvimiento de los medios para que no hagan de voceros del poder empresarial, del chantaje, de la extorsión (y que son parte del sistema corrupto). Se fundamenta sobre el ejercicio de la profesión de periodista (para evitar que cualquier sicario o sicaria, haga uso y abuso de tener su espacio y encima llamándole periodístico), entre otros puntos.

El enfoque de todos estos asuntos respecto a los medios de comunicación es, en lo fundamental, correcto. De momento no estamos opinando sobre el Ideario y Programa en su conjunto de Perú Libre. El debate social permitirá precisar el contenido y alcances del mismo. Pero los derechos a la libertad de expresión y prensa; y el derecho a la información (a ser informados con objetividad, para tomar decisiones correctas), deben ser mejor aquilatados.

Es cierto que la libertad de expresión es instrumentada de una manera obscena por los poderes fácticos: mediáticos, políticos, económicos, militares, etc. La han convertido en el derecho a calumniar, difamar y desinformar; envenenar y embarrar la vida nacional; y a lucrar sin límites, a pesar de que el espacio radioeléctrico ―para el caso de radio y televisión― pertenece a todos los peruanos. Pero no podemos suscribir a plenitud la frase con que cierra el punto sobre la Libertad de expresión:

"El socialismo no aboga por la libertad de prensa, sino por la prensa comprometida con la educación y la cohesión de su pueblo, así como, en realidad, la derecha tampoco cree en la libertad de prensa, sino en la prensa comprometida con sus intereses económicos empresariales y financieros, pues cuando esta advierte la existencia de un enemigo opta por atacarlo o invisibilizarlo de su agenda". (Ídem, p. 29)

La idea es esta: no abogamos por la libertad de prensa; la derecha tampoco cree en ella. Por el contrario, creemos, un régimen democrático, con avances socialistas, como el que se propende, debe abogar, defender y proteger ese derecho, porque es una conquista de la humanidad; malgrado la acción de la burguesía (que hoy ha entrado a la mentira pura y dura, enarbolando la post-verdad). Tal derecho a la opinión y a la prensa, debe ser armonizado con los intereses comunes, los intereses colectivos.

Por otra parte, los intereses colectivos no tienen por qué ser sinónimo de Estado. El Estado, en tanto estructura organizativa que representa o expresa a las clases en la sociedad, no puede acumular un poder sin límites. El poder debe distribuirse, sobre todo, entre las clases del pueblo, de manera real, no por clientelismo.

Ellas deben participar en el Estado, pero a la vez deben mantener sus organizaciones propias. Un caso, correctamente enfocado en el Programa de PL, son los sindicatos. La clase obrera, los gremios sindicales, aún en un Estado socialista ―que de momento no es el caso―, debe conservar el derecho a la huelga y la protesta. Es pues, inseparable de ello, la libertad para expresarse y tener su propia prensa.

El carácter de los avances socialistas, por un lado; y las conquistas democráticas por otro, no tienen por qué colisionar entre sí. Ese es el gran reto del socialismo latinoamericano, realizado sin calco ni copia. El nosotros colectivo y los derechos individuales, deben coordinarse y ensamblarse.

Si un periodista yerra gravemente, la actitud no puede ser: Te cierro tu programa. Eso no es correcto. Se combaten las ideas erróneas, se desenmascara la desinformación, se exige que rectifique.

--------------------------------------
(*) Se alude a Eudocio Ravines, un dirigente comunista de los años 20-30 del siglo XX, que desde los años 40 devino un anticomunista visceral, al servicio de la oligarquía peruana y los EE.UU.

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.