EFECTIVO PNP SE INFECTA EN LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS Y AUTORIDADES LO ABANDONAN A SU SUERTE

Un caso más de infección de quienes están en la primera línea de lucha contra la pandemia y cero respuesta de instituciones.

Yone Samuel Campos Bustamente es el nombre del efectivo policial que, infectado de Covid-19, mientras ejercía servicio, yace en su domicilio en Carabayllo, al norte de la capital, según denuncia su esposa y a través de imágenes de vídeo.

Postrado en cama y cubierto apenas con una mascarilla, el suboficial fue diagnosticado como portador del virus este martes. Él pertenece a la comisaría de Zapallal, también ubicada en Lima Norte. De inmediato fue enviado a su domicilio a hacer cuarentena y medicado con Loratadina y Diclofenaco.

Desde entonces, está "abandonado a su suerte por su institución", según denuncia su esposa a través de las redes sociales. Fiebre y crecientes dificultades para respirar, además de dolores en el pecho son sus síntomas que se agravan.

Por su parte, la tos persistente de su esposa, mientras realiza la denuncia, podría indicar que ella también esté contagiada.

Ya son numerosos los casos de médicos, enfermeras y policías infectados pero sin la atención médica debida. La gran prensa, alineada con el discurso oficial, calla. Supuestamente, para no propagar el "pánico".