Escribe: Alberto Manzanares
Jueves, 26 de Marzo del 2020
Si se habla de una guerra bacteriológica con el Covid-19, habría que pensar que el objetivo principal sería, por ahora, deshacerse de una parte de la humanidad.

Estamos en pleno desenvolvimiento y expansión del Covid-19 a nivel planetario. Aunque existe una Organización Mundial de la Salud (OMS), cada país está definiendo su modo de enfrentarlo. Más que la OMS, China, apenas reciente epicentro de la pandemia, y Cuba están promoviendo su solución a través del envío de médicos, instrumental y métodos.

China, en lo fundamental, está consiguiendo el control del virus en su territorio. En la región de Hubei, sólo la provincia de Wuhan había sido sometida a cuarentena desde el 23 de enero y se apresta a levantarla. En ningún momento la actividad en todo el territorio chino fue paralizada. La clave de su éxito ha estado en tres factores: aislamiento social, pruebas masivas y hospitales disponibles para atender a los infectados.

La utilización por las autoridades sanitarias chinas del interferón cubano alfa 2B(IFRrec), entre otros medicamentos, habría sido determinante. De hecho, existe una empresa mixta chino-cubana en la provincia de Jilin que, con tecnología cubana, produce el fármaco desde 2007. Desde tiempos de Fidel Castro y con visión estratégica, Cuba se abocó a desarrollar su medicina y su tecnología médica. La pequeña isla se muestra a la vanguardia médico-farmacológica, pero también de la solidaridad internacional.

Italia, el 21 de febrero tenía 1 fallecido. Un mes después la pandemia alcanzó las 700 muertes diarias y unos 45,000 infectados. China, Cuba y Rusia han concentrado su apoyo sobre todo a la región de Lombardía, la más afectada. Oficialmente hay algo más de 63.000 personas contagiadas en Italia. El jefe de la Protección Civil de este país, Ángelo Borrelli, ha admitido que los infectados que no están contabilizados pueden ser 10 veces más que los actuales. Así, hasta 600.000 italianos de los 60 millones habitantes del país pueden tener el virus.

España, que tardó en tomar medidas drásticas, sigue en el orden de gravedad. Ha superado el pico de 700 muertes diarias y ya superó a China con 3,434 muertes. China llegó a 3,281. Le sigue Irán, con 2,000 muertes hasta hoy, con un pico de 143 decesos en el último día. Pero Irán comparte con Venezuela el mismo problema, aunque su situación de momento sea distinta: EE.UU. bloquea toda posibilidad de préstamos de emergencia para atender la crisis.

EE. UU es creciente centro de la pandemia. Sorprende lo tardío de los reflejos de Donald Trump y su torpe economicismo. Pero sobre todo EE. UU es objeto de la sospecha por lo sañudo de su comportamiento con sus adversarios en tiempos de tragedia.

Por un lado, Trump desoyó las recomendaciones de aislamiento social y ridiculizó la pandemia como “el virus chino”. Como efecto de contagio, sus aliados Boris Johnson y Jair Bolsonaro replicaron su protocolo. El del copete naranja ha sido calificado de inepto y estúpido por el artista latino Rubén Blades. Los brasileños piden la cabeza de Bolsonaro a punta de cacerolazos.

Mas ha causado particular sospecha que, mientras proyecta cero empatía hacia países golpeados, incluso ante su propio pueblo, EE.UU haya desplazado 30,000 soldados hacia Europa. Pero no para ayudar a sortear la crisis sanitaria, sino para Salvar a Europa (de Rusia). La pregunta ha caído de madura: ¿Están ya sus soldados inmunizados contra la pandemia? Es cierto, han aterrizado y llegado sin la mínima protección de máscaras o tapabocas.

EE. UU está ya en el foco de la pesquisa. Poco antes de que el virus se anunciara, la crisis de la economía norteamericana galopaba por lo bajo. En medio de la pandemia, una gigantesca caída de las bolsas de Wall Street, sacudió los cimientos de su sociedad. Pero ha jugado su papel la guerra por los precios del petróleo entre Rusia y Arabia Saudita. Esto ha conllevado, de momento, el hundimiento del petroleo de esquisto yanqui. Y, haciendo memoria, los chinos han recordado que en octubre del 2019, poco antes de que el Covid-19 fuera detectado, militares norteamericanos estuvieron en Wuhan. Diversos análisis señalan que EE.UU., está incurso en una guerra biológica.

Había pasado por desapercibido que la élite mundial realizó ejercicios en caso de que una pandemia se desatara. En octubre de 2019, la Fundación Gates se asoció con el Foro Económico Mundial y el Centro John Hopkins para la Seguridad de la Salud para realizar lo que llamaron una simulación de un escenario "ficticio". En ella se involucraron las figuras más importantes del mundo empresarial en salud pública. La simulación se tituló: Evento 201.

Pues bien, tal simulacro contuvo los elementos esenciales de la actual pandemia. Tiene un dato extremo: mueren 63 millones de personas (obviamente, sobre todo ancianos) y el 90% de la población queda infectada puesto que se tardó mucho tiempo en encontrar el antídoto. Tal era su hipotético impacto que, al igual que la gripe común, nos acostumbraría a convivir con ella. Algunos han declarado sospechosa la lenta reacción del eje EE.UU.-Gran Bretaña-Brasil. El asunto despliega pues sombras tenebrosas y ellas se proyectan sobre otros aliados por ahora a cubierta.

Ubiquemos ahí la frase del Ministro de Salud peruano, Víctor Zamora, acerca de que “Tarde o temprano, todos vamos a terminar infectados”. Pero primero señalemos que no está claro por qué relevaron a la Ministra Elizabeth Hinostroza. Este profesor universitario ha sido un burócrata en organizaciones como la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el Ministerio Británico para el Desarrollo Internacional, el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Esto es, al igual que Jaime Saavedra, ex ministro de Educación, se trata de un destacado agente en materia de control poblacional y de infiltración de los movimientos sociales a través de las ONG. No nos extrañe pues el papel de Zamora en la imposición de la Ideología de Género, directamente asociada a planes de control de natalidad y de disminución de la población del planeta. Ni su papel en los programas de gobierno de organizaciones de la “izquierda” sistémica.

Si se habla de una guerra bacteriológica con el Covid-19, habría que pensar que el objetivo principal sería, por ahora, deshacerse de una parte de la humanidad. En medio de una gran crisis que germina, necesitaban resetear su sistema y desembarazarse de lo que consideran un lastre. Pero el objetivo, enseguida, habría sido golpear a adversarios en una contienda económica mundial donde EE. UU., viene perdiendo la partida. No nos extrañen pues los pronósticos: EE. UU se cae. Agregaríamos: pero desatando el infierno.

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.