COVID-19 ANCASH: MÉDICOS CUBANOS DEJARON HOSPITAL REGIONAL DE CHIMBOTE

En su versión, el Hospital Regional Eleazar Guzmán Barrón no garantizó la rotación de indumentarias, ni la calidad de mascarillas que requerían.

Los ocho médicos cubanos, quienes arribaron hace 15 días para luchar contra la pandemia del coronavirus (COVID-19) en Áncash, ya no se encuentran en el Hospital Regional Eleazar Guzmán Barrón de Nuevo Chimbote.

El cuerpo médico del referido nosocomio informó que los profesionales cubanos exigían el cambio de implementos de protección personal (EPP) cada seis horas, cuando los médicos del centro hospitalario lo hacen cada cinco días.

Según la prensa local, los galenos no recibieron las mascarillas con las características que ellos exigían.

El presidente del Cuerpo Médico del Hospital Regional Eleazar Guzmán Barrón, Leandro Pérez Rodríguez, sostuvo que los médicos extranjeros no dieron la talla.

“Cuando estábamos con ellos su nivel de conocimiento era muy bajo. Son buenos para la primera línea de acción (prevención), mas no en la parte recuperativa. Ellos no podían estar solos. Además, no querían ingresar a la unidad de cuidados intensivos (UCI). No se acercaban a los pacientes con covid-19”, manifestó.

El Gobierno central, a través del Ministerio de Salud (Minsa) había firmado un acuerdo, que especificaba el pago de 2 mil dólares por los servicios de cada médico. En tanto, el Gobierno Regional se había hecho cargo del hospedaje, alimentación y movilidad.

Los médicos cubanos han tenido en la región Ancash, desde mucho tiempo atrás, un reconocimiento por su elevada calificación profesional.

Está aún por aclararse si, en efecto, han sido los bajos estándares de seguridad sanitaria, los que han determinado, de momento, su decisión de retirarse.