Escribe: Miguel Chambi
Viernes, 19 de Enero del 2018
Cerca de cumplir los 86 años, falleció el compositor de "Esta es mi tierra", "Y se llama Perú", "Contigo Perú", "Cuando llora mi guitarra", y otros himnos populares.

«La Montaña en sus venas
guarda el petróleo de nuestro mañana;
y la tierra serrana,
nos da a manos llenas el acero y el pan».

Esas breves cuatro líneas del vals "Y se llama Perú", hablan del cabal creador musical que fue Augusto Polo Campos. Dejan claro que fue dueño de la palabra poética y de un oído musical despierto. Antes de entrar a esa suave pendiente, la canción empieza con dos estrofas magistrales de rica poesía y variedad melódica: "Cosechando mis mares.....", etc. Luego viene la apoteosis del coro, con las letras que conforman el nombre de nuestro país (y ciertas asociaciones no gustadas por algunos).

Un coro de Corea del Sur ha detectado esta joya del cancionero peruano, la ha potenciado en armonías y hecho mundialmente popular en el youtube.

Polo Campos no aprendió las claves secretas del vals peruano ―tan admirado fuera de nuestras fronteras― en ninguna academia. No tocaba ningún instrumento.

Los silencios y requiebres, la aceleración súbita y repiques; la fuerza y sutileza de esta forma musical, de honda raíz popular, los absorbió en el ambiente de su tiempo, mientras ese arte se creaba y se vivía. En sus peñas, concursos y encerronas. Admiró y fue amigo de Chabuca Granda y de otro creador formidable, Mario Cavagnaro.

Muy poco se ha explicado, para el gran público, lo que fueron los barrios limeños del Rímac o Barrios Altos, la campiña arequipeña, las haciendas norteñas, las cunas de este arte que perdura como tesoro admirable, pero petrificado por ahora, y urgido de continuadores.

Se lo ha querido reducir a la bohemia. El vals, la marinera y el tondero ―una mistura del inmigrante serrano, del citadino marginado y del hombre afroperuano―; pero también el landó, el festejo, la zamacueca, propiamente afroperuanas, fue la música que se oía, a cada instante, en las grandes y pequeñas urbes peruanas a lo largo de la Costa (y en algunas ciudades serranas). Un proletariado industrial y agrícola en desarrollo (y también un campesinado costeño), escuchaba a través de esos géneros sus propias historias y sus tragedias cotidianas. El huayno iba en secreto, y salía al final de las fiestas, con emoción bravía y nostálgica.

La radio, luego la naciente televisión, el disco de vinilo, dejaban oír voces peruanas, y sobre todo femeninas. Jesús Vásquez, Lucha Reyes, Alicia Maguiña, Edith Barr, Cecilia Barraza, Cecilia Bracamonte, Aurora Alcalá, Lucila Campos, Verónika, Lucía de la Cruz, Eva Ayllon… Eran voces y talentos no necesitados de escándalos ni de hurgar en los entretelones de sus vidas para construir famas. Tania Libertad, miembro de aquella pléyade, emigró muy temprano a México, pero nos dejó, entre tantas cosas, "La Contamanina", dedicada a la mujer de la Selva.

No hablemos de lo que todos conocemos: Óscar Avilés, Arturo "Zambo" Cavero, Los embajadores criollos, Los morochucos, Manuel Acosta Ojeda, y de un guitarrista notable todavía no bien reconocido: Don Rafael Amaranto.

Fue un florecimiento que ha dejado obras clásicas. Juan Diego Flores, José Carreras, María Dolores Pradera, podrían entonar muchas de ellas en un escenario prominente.

El vals peruano, el género en el que brilló Polo Campos, había irrumpido por los años 20 del siglo pasado con "El Plebeyo", "Oración del labriego", "El huerto de mi amada". Salvo temas contados como "Limeña", "Viva el Perú y sereno", "José Antonio", no es la aristócrata, ni el señorito miraflorino el personaje (como no lo es tampoco el de la actual y arrasadora cumbia peruana). A lo largo de casi todo el siglo XX, las historias del vals peruano, son de crítica social, de amores y desamores esencialmente sobre el trabajador peruano o del hombre peruano de a pie. Y en un momento histórico dado, acerca de la patria, del país.

Quizá para ser fiel a esa vena popular, Alicia Maguiña debió escapar de su ambiente social y Chabuca debió «ascender al pueblo». Luis Abanto Morales, «Cholo» Berrocal, Carmencita Lara, se apropiaron del género y le imprimieron sus propias vivencias de provincianos inmigrantes.

Polo Campos era, espiritualmente, del pueblo. No les extrañe pues a los sesudos intelectualistas que el compositor haya tenido affaires con tales y cuales mozas populares. Como si esto fuera hórrido e impresentable. O porque «haya estado metido en escándalos». Salvo Eugenia Sessarego, las musas del creador desmesurado, y las que fueron sus esposas, eran sobre todo mujeres del barrio y de raza prieta.

El mismo era un zambo "sacalagua".

Más hórrido aun, para quienes protestan y discuten la obra de Polo Campos, es que haya compuesto canciones por encargo de dictadores. "Y se llama Perú", fue a pedido de Juan Velasco Alvarado. Cierto.

La más famosa, por su actual resonancia futbolera, "Contigo Perú", que Pedro Suárez Vértiz ha comentado y venera, fue de tiempos de Morales Bermúdez.

Eran las circunstancias. Juan Sebastián Bach escribía por encargo de príncipes Electores sus sonatas perdurables. Eso no indica que el artista florece si se somete a los poderes, sino que el gran artista puede perdurar incluso a pesar de los poderes de su tiempo.

Yo elegiría entre todas las cosas de Augusto Polo Campos al tondero "Esta es mi tierra". Es para conmover a una roca (si es que hay algo del Perú en las entrañas, claro está). Alejandro Toledo, en un concierto privado de Eva Ayllón en EEUU, hace algunos años, whisky en mano, dejó caer algunas lágrimas, mientras nuestra historia era contada cantando. Creo que esa emoción tenía algo de sinceridad (con eso no lo exculpo de sus desmadres).

A diferencia de quienes hoy lo lloran pero venden al país sin remordimientos, Polo Campos tenía una noción de patria, soberanía y dignidad, que ha sido transitoriamente borrada del sentido común. Gente andina, serrana, le reprocha que no haya escrito nada sobre su Puquio natal. Creo que es la crítica más justa.

Tal vez, el hecho de que haya sido un creador tempranamente exitoso, que vivió de su arte, que ganó buen dinero, con el cual ayudó a muchos, pero que a veces pudo derrocharlo, no lo acercó al pueblo profundo como debiera. Pero a su manera, quiso al Perú y su historia.

No le pidamos más al Maestro.

Cuentan que fue generoso con hijos y ex parejas. Sus amores fueron al final las amistades entrañables que lo cuidaron en los días duros. La fotografía del vate en silla de ruedas, que vislumbra acercarse el final, y la compañía de Susana Díaz, en el esplendor de su ternura y agradecimiento, ha quedado registrada, para siempre, como si se tratase de algunas de sus mejores canciones.

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.