Escribe: Carlos Alberto Lamas
Domingo, 10 de Marzo del 2019
Luego de varios escándalos y tumbos, regresó este instrumento de expoliación de los hombres del volante.

Han vuelto en el Cono Norte, emboscadas entre árboles o avisos publicitarios, en curvas cerradas o detrás de postes de luz.

Las autoridades de transporte de la Municipalidad de Lima, en alianza con la Policía Nacional, se encargan de las emboscadas con cámaras ocultas. Su víctima: el conductor urbano.

Un conductor de volquete para agregados de construcción nos mostró la foto de su vehículo y la cifra de la multa, testimoniándonos lo siguiente:

“Me tomaron esta fotopapeleta por haberme cambiado de carril. Para vehículos pesados, está establecido el tercer carril. Pero cuando un vehículo no avanza o cuando ocurre congestión en ese lugar, es necesario cambiar al carril central para volver a ese tercer carril. Sin embargo, la fotopapeleta no toma en cuenta eso. Y como saben que en ese lugar se genera esa congestión, que obliga a pasarse al carril central, colocan ahí la cámara para tomar foto. Es una trampa”.

La multa que le habían aplicado era de 350 soles.

Señalaba el mismo conductor que, mientras la papeleta del efectivo policial, con todos sus defectos, permite dar una explicación o descargo sobre lo ocurrido; en la fotopapeleta eso no es posible. No cumple, por lo demás, ningún rol educativo.

Hacia el 2008, empezaron a implementarse las fotopapeletas. El objetivo declarado era el control de velocidad que evitara los accidentes.

Sin embargo, los abusos no se hicieron esperar y también las quejas. Ese mismo año, el periodista Cesar Hildebrandt señalaba en su programa radial, que existía debidamente calculado en un programa informático, los beneficios que debían compartirse la municipalidad y la Policía Nacional.

El policía que aplicaba la papeleta, según hoy sabemos, recibía un porcentaje. Tenía pues, en nuestra opinión, licencia para delinquir. La magnitud del escándalo y del abuso fue tal, que el propio periodista decidió encabezar una campaña para el no pago de las fotopapeletas. Se decretó su suspensión temporal.

Hacia el 2016 volvieron las fotopapeletas arbitrarias y delictivas, creando otro escándalo. Un conductor de El Callao, Gary Gonzaga, tuvo el coraje de grabar la trampa en la Av. Guardia Chalaca. En una bajada el vehículo tenía una señal para 60 km, pero unos metros después, un cartel señalaba 30 km/h.

No se trataba de una deficiencia, como luego dirían las autoridades del Callao, con el hoy prófugo Juan Sotomayor como burgomaestre. Sino una acción premeditada para inducir al error, multar abusivamente, además de poner en riesgo la vida del conductor al obligarlo a frenar de 60 km a 30 km, en pocos segundos.

Y eso no era sino el botón de muestra de las trampas y emboscadas de asalto que las autoridades de Lima y Callao, y en todo el país, tienden contra los conductores. Y es que, según la frase del hoy preso Alex Kouri: “ahí –en las pistas–, está la plata”.

Pero no se trató solo este abuso. Hicieron su aparición de las fotopapeletas fantasmas, con firmas fraguadas y conductores y vehículos inexistentes.

Un cibernauta comentó lo siguiente el pasado 2018: "A mí me mandaron una papeleta con mi nombre apellido y hasta con mi DNI pero todo estuviera bien si tuviera algún vehículo y la firma que no es mía yo trabajo en construcción y no tengo ningún vehículo al menos que haya dejado mal estacionado mal mi carretilla.”

Conductores, periodistas críticos y activistas sociales le han apuntado la placa al SAT (Sistema de Administración Tributaria), al que no dudan de calificar como una banda. Este es el ente que ha inventado este sistema de cobros descabellado.

El actual alcalde de Lima, Jorge Muñoz Wells, como ayer Castañeda y Villarán, no puede eludir su responsabilidad.

Como años atrás, cabe una campaña para no pagar las fotopapeletas arbitrarias y abusivas. Más aun, cuando, según la Defensoría del Pueblo, no existe el marco legal para implementar este sistema de control vehicular con claro tinte punitivo y corrupto.

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.