Escribe: Ángela Hunter
Domingo, 07 de Abril del 2019
Un artículo indignado de Ángela Hunter, a contracorriente de la hipocresia, el boato y la estuliticia de los "preparativos" de "celebración" del Bicentenario (vt)

El Perú en vísperas del Bicentenario de su “independencia”, cuando el Ministerio de Cultura del Perú ha gastado un millón de soles, en seis meses, solo en un par de proyectos, canciones y logo, escarapela e himno nacional. Ese es el resultado del Proyecto Bicentenario. El oropel y la marcha cívica.

El impúdico congreso de la República, también ha creado su Comisión, uno de sus primeros actos son rendir homenaje al Fundador de la República, José Faustino Sánchez Carrión dejado ofrendas y discursos pletóricos de adjetivos por la encubridora de la corrupción la congresista de “Fuerza Popular” Rosa Bartra, quien nunca ha entendido que ese monumento representa a Hipólito Unanue. Otro de los actos ha sido rendirle tributo a los 100 años de Luis Bedoya Reyes, un político alejado de las clases populares, que lleva un catolicismo rastrero e intrascendente.

Sin embargo, se han creado por iniciativa propia comisiones regionales, integrada por intelectuales e instituciones, la más pujante es la de Ancash; otras que ha dejado en la caldera el yanqui P.P.K. como la Comisión Multisectorial de la Batalla de Junín; igualmente hay Comisión multisectorial Conmemorativa del Bicentenario de Cajamarca, lo mismo en Ayacucho, en el VRAE; Lambayeque, Supe, otras que aún están pensando cómo y con quién hacer su bicentenario como la Trujillo, Huancavelica, Huamachuco, Huánuco; todas lo están viendo como celebrar, rememorar a los ideólogos, héroes, a las estatuas y parques temáticos; claro primero tienen que ubicar a quien debe gastar la plata como organizadores, quién debe encumbrarse como el que reivindique, el que glorifique a los muertos y los entierre de nuevo.

Hay necesidad de romper con la pompa y el boato, este bicentenario de la independencia criolla, sigue siendo criolla; sigue bajo la libertad de expresión promoviendo los dogmas de una iglesia medieval, empoderando a sus creaciones destacables de la Pontifica Universidad Católica del Perú, sigue defendiendo la propiedad privada, a costa de masacres, arrasamientos, usurpaciones, concesiones, propiedad privada entendida como “inversión para crecer”.

¡Qué se debe hacer?

Hacer de este Bicentenario un momento de reflexión ética, moral, de golpes en el pecho, es también lo mismo que nos invocan los curas de hace más de cuatrocientos años.

¿Queda algo que celebrar? La corrupción, la injusticia, la iniquidad, esa renovada y ramplona servidumbre con el amo de turno, esos medios de comunicación inflamados de “democracia, de sensibilidad a la miseria”, cuándo se han manifestado por las masacres con los indígenas de las diversas etnias en la selva, para darle en concesión sus tierras a las trasnacionales mineras, cuándo han hecho periodismo de investigación, aparte de replicar los montajes psicológicos de imperialismo norteamericano, cuándo se han metido a las mansiones de los dueños de Perú a demostrar la opulencia, el racismo, ese que hacen pasar como si fueran los únicos iluminados para dirigir la economía, la literatura, la política, los tributos, las licencias, cuándo pues el periodismo ha buscado la equidad, sólo es el periodismo que le ponen agenda las grandes empresas de la manipulación de la información, se escandalizan más de un país que tiene que resolver sus propios problemas internos, que tiene la plena libertad de decidir su futuro en democracia o sin ella.

El Bicentenario debe ser ocasión de confrontar, de transformar esta realidad de oprobio, de remedo de democracia, de impunidad, de esas castas de políticos de bolsillo. Hay que escarbar las luchas profundas del pueblo, de los oprimidos de musculo y esperanza. De confrontarles a todas esas comisiones que se han instituidos que se enaltezcan del anticolonialismo, que rechacen toda injerencia en la política de países ajenos al nuestro, que la autodeterminación de los pueblos sea exigida desde el pueblo, que esos peleles del imperialismo norteamericano que nos gobiernan, dejen el poder, que el bicentenario sea de incendio de las rancias castas políticas, del desalojo de los opresores del mundo de nuestro territorio, de la organización férrea de pueblo, ni un solo vendepatria más en el gobierno. No es posible que hablen del bicentenario y clamen la “democracia norteamericana” en otro país, invoquen que los invada, que masacre al pueblo.

Estas comisiones tienen la responsabilidad de pronunciarse contra el imperialismo norteamericano, dejen de hacer negocio con la patria, de hacer eco de los gritos de libertad de hace doscientos años.

Por lo menos griten ahora.

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.