Escribe: Viejo Topo
Jueves, 01 de Marzo del 2018
Rosa Bartra intentó, fugazmente, morir en su ley: La Ley de la Esclavitud Juvenil. Aquí un repaso de la repercusión del malhadado proyecto, hecho picadillo y lanzado al basurero del Congreso

Rosa Bartra había conseguido que 24 de los 27 integrantes de la Comisión Permanente del Congreso aprobaran el dictamen para la modificatoria de algunos artículos de la Ley de Modalidades Formativas Laborales (Ley 28518).

Lo sustancial del contenido incorporado es público: Las prácticas de un estudiante de Instituto Superior Tecnológico, que suman 14 créditos para su graduación, lo obligaban a trabajar cuatro horas a lo largo de tres años y sin ninguna remuneración.

Es decir, estudiar casi tres años para trabajar gratis otros tres.

Se dieron dos tipos de respuestas. La de los directamente afectados tomando las calles y gritando su indignación. Y la de voces expertas del campo laboral, y de la nueva ciencia de la opinología.

La respuesta de los primeros fue clara: «Yo esperaba solventar mis estudios, con mis practicas».

El diario La República, le dio nombre a la Ley con un titular acertadísimo: Ley de la Esclavitud Juvenil. Rosa Bartra, descalificó el titular como «terrorista».

Las otras voces que invocaban la Constitución y a la OIT, que «el trabajo gratuito es ilegal»; que la labor del practicante es un trabajo y debe ser remunerado; que la Ley es discriminatoria, pues se tiene otra vara con los estudios universitarios. Todas ellas, cayeron bajo el mismo estigma de la flamígera Rosa Bartra Barriga.

Se luchó en las calles y se luchó en la prensa, en los medios. Eran momentos en que se aguardaban las declaraciones de Jorge Barata, y cuando Kukzynski se aprestaba a viajar a Colombia a lanzar por todo lo alto la orientación encargada: «Defender la democracia y luchar contra la corrupción». Kukzysnki es un defensor acérrimo de los logros de Alberto Fujimori, realizados a la sombra de las bayonetas; y es, además, uno de los personajes más comprometidos en el destape de Odebrecht.

Uno a uno, parlamentarios de distintas bancadas, que se habían conjurado para sacar adelante la ley, empezaron a retirar su apoyo, sin mea culpa. Inició la sacada de cuerpo el partido de gobierno, con las eminencias Juan Sheput y Gilbert Violeta a la cabeza. Siguió Acción Popular y luego Alianza Para el Progreso. Nadie les ha pedido cuentas hasta hoy.

El Frente Amplio, con la dupla Marco Arana y Wilbert Rozas, había apoyado el desmadre. María Elena Foronda, también del Frente Amplio, decidió abstenerse. Nuevo Perú, votó en contra. Es cierto, el asunto venia desde la Comisión de Educación. Eso falta esclarecerse.

Indira Huilca, señaló que su organización Nuevo Perú había presentado sendas propuestas para el Empleo Juvenil, pero no son debatidas hasta hoy.

La tormenta cobraba forma y, sin embargo, Rosa María Bartra Barriga, aunque la sacó de circulación ―en realidad retiró que se la eximiera de segunda votación―, se aferraba a su Ley. Desafiaba a los marchantes que le enrostraban su proyecto esclavista, diciéndoles que si le probaban que lo era, les pagaba sus estudios.

Un conocido «líder de opinión», tremebundo él, solicitaba propuestas a los jóvenes, y no varapalo. Partía del criterio de que los estudiantes «no saben nada», y que más bien debieran pagar por aprender. Que así ocurría con los grandes consorcios mundiales, con las pasantías, y del mismo modo con Gastón Acurio (O sea, Acurio es otro negrero). Que esa no es ninguna esclavitud, sino el ferviente deseo de aprender. Más de un/una comunicadora social, dijo que había que empezar así, pagando derecho de piso y sin recibir un cobre (habría que poner bajo la lupa las prácticas pre-profesionales en prensa, radio y televisión).

En medio del debate, una nueva oleada de los jóvenes («pulpines»), se ponía en movimiento y convocaba nuevas marchas. El ejecutivo, se posicionaba en la otra orilla de la ley, luego de haberla respaldado.

Quizá instada por su jefa, Rosa Bartra tuvo que pedir disculpas en estos términos: «Me rectifico (por los calificativos), yo no soy su enemiga». Pero seguidamente adujo que con 23 años en el ramo de los institutos, jamás se le ocurriría promover algo contra los jóvenes. Pedía sugerencias para mejorar la ley, contrapropuestas.



En paralelo, una procesión de economistas desconocidos ―el portal Altavoz de Mijailcito, ha sido el Fuerte Apache para defender la Ley nefasta―, salió a decir que era buena la intención, que había que afinar la ley; pero no hay que pagar, sino una pequeña subvención, un sencillo. Que el quid del asunto es acometer la baja calidad de la formación académico-praáctica de los institutos, etc., etc.

No sirvió de nada. Irremediablemente, la gente entendió el asunto. La gente entiende las cosas de manera cada vez más rápida.

La discusión ha permitido conocer que Rosa Bartra es empresaria de ese rubro educativo. Parece ser un caso peruano que los funcionarios públicos, en vez de mantenerse lejos de los asuntos donde sus intereses privados podrían entrar en colisión, más bien intenten sacar ventaja y tajada de la cosa pública.

Hay dos institutos de referencia ―lo ha precisado Cesar Lévano―, el José Pardo y Senati, que promueven las practicas pagadas. Los jóvenes practicantes llegan en su mayoría con escaso rodaje, es cierto, pero su buena formación les permite dominar con rapidez y calidad el trabajo que le asignan.

Una Ley como la de Bartra, apuntaría a debilitar estas instituciones públicas presentándole al empresariado una alternativa privada, negrera, esclavizante, como la mejor opción. Ese aparece como el fondo de todo, y no las buenas intenciones de Bartra. Los otros 23 «padres de la patria», han sido sus comparsas.

Los galeotes de Carlín, con Rosa Bartra señalándoles lo bien que la pasan entre los remos, es la exacta imagen del asunto en controversia.

Echemos una mirada y registremos a quienes votaron a favor de la Ley y reconozcamos que, más allá de sus divergencias, apetitos y demagogias, patean para el mismo lado.

Fuerza Popular: Rosa Bartra, Luis Galarreta, Freddy Sarmiento, Karina Beteta, Daniel Salaverry, Lourdes Alcorta, Rolando Reátegui, Leyla Chihuan, Cesar Segura, Percy Alcalá, Milagros Salazar, Mario Mantilla, Tamar Arimborgo, Milagros Takayama.
Grupo de Alberto Fujimori: Gilder Ushhñhua.
Célula Parlamentaria Aprista: Mauricio Mulder, Jorge del Castillo.
APP: Richard Acuña, Gloria Montenegro.
PPK: Juan Sheput, Gilbert Violeta, Salvador Heresi.
AP: Víctor Andrés García Belaunde.
FA: Marco Arana, Wilbert Rozas.

De manera que tras esa imagen de virgen de yeso, ultra maquillada y en pan de oro, Rosa B.B se las trae.

Porque a pesar de aquella facha tranquila, aséptica, fraguada entre matraces y cubetas del laboratorio, se trata de una mujer combativa, terca, pendenciera, como su coterráneo Becerril, socios de lides políticas en la Universidad Nacional de Trujillo. Bartra, presidenta de la Comisión Lava Jato, fue quien desafió a las autoridades judiciales en el local de Paseo Colón, Smartphone en mano.

La malhadada Ley, si bien mora en algún tacho de los Pasos Perdidos del Congreso, espera mejores tiempos y no tan lejanos. Despojar aun mas de derechos laborales, es el signo de este periodo de crisis, de mediocre crecimiento, de recesión mundial.

De algún lugar tienen que sacar el cuero para las correas. Del lugar de siempre. Si se lo permitimos.

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.