Escribe: Alberto Manzanares
Domingo, 11 de Marzo del 2018
Aunque no fue posible llevar al diván al lobista, intentamos un repaso del tema de la vacancia, antes de la llamada Cumbre de las Américas. O mejor, antes de echarlo de Palacio.

UNO
Pedro Pablo Kuczynski afronta un nuevo pedido de vacancia. No se trata de asegurar si será o no será echado de Palacio de Gobierno; o si las encuestas ― sujetas a la Bolsa― en definitiva lo han hundido. Eso es jugar a la resultante y el acomodo. El punto de partida es si debe irse o no y cuáles son los argumentos. A partir de ahí, cabe empujar las cosas hacia adelante.

Hasta este martes 6, el fujimorismo ―ala Keiko― no clarificaba su posición. En cuanto estos hicieron público el que Kucznski diera un paso al costado, el poder judicial allanó la vivienda de Jaime Yoshiyama, y lo guardó en prisión. A ninguno de los otros enlaces (Luis Alva Castro, Susana de la Puente, implicados con AG y PPK, respectivamente) se les aplicó esta medida.

De todos modos, con esta acción policíaca las cosas se despejaron. Esta vez el fujimorismo aparece sumándose al pedido de vacancia (sostiene la opinión, de cuidado, de que cabe esperar la sesión en la Comisión Lava Jato, este 16 de marzo). Nuevo Perú ha tenido el tino de proponer, manejar los tiempos, poner en marcha una acción de investigación y debate, tender puentes con Marco Arana ―por un tiempo vedette de El Comercio, Perú 21, Correo ― y finalmente, dejar en manos multipartidarias el proceso ya encaminado.

DOS
El jueves 8 de marzo, ya estaban las 26 firmas requeridas, mas 4. Y sin embargo, ni Nuevo Perú ni el Frente Amplio, hasta ahora, han salido de los conciliábulos parlamentarios. No han ido a las masas, donde cabe impulsar esa tendencia irrefrenable que expresa la indignación del sector consciente, combativo y digno, que sabe a qué viene jugando PPK y su gabinete de lujo; sus escuderos, sus bufones y sus abogados de la Gironda.

Una gran marcha para que Kuczynski se vaya, es necesaria. Y si no quieren o temen realizarla ambas organizaciones parlamentarias de izquierdas, los colectivos democráticos y clasistas, deben convocarla y realizarla urgentemente. No esperen a la CGTP, a Patria Roja y otros, porque están respaldando a Kuczynski (Luego de las grandes marchas contra el indulto, la CGTP pateó un Paro Nacional hacia mayo). Véase la colección de caratulas del diario UNO ―en manos de Patria Roja―, para darse cuenta del contubernio «implícito» que perpetran ¿Por la democracia?

Recién este jueves 8, César Lévano ha girado a un leve y tornadizo acomodo, al son de Urpi Torrado y probablemente a lo informado por Hildebrandt en sus trece, en su última edición. Pero en los días sucesivos se ponen a cubierta al remarcar lo incierto de la vacancia. Para estos señores, en buen romance: La vacancia no va porque Alberto Fujimori no lo permitirá. El día 10, el diario UNO, dio otro tumbo. Señala el lobbismo de Kuczynski para salvarse, y hoy domingo, vuelve a lo de Yoshiyama, jugando dentro de la estrategia de PPK.

La prensa adicta al gobierno ha respondido colocando las cosas como una contienda entre PPK-Keiko. El oportunismo hizo lo mismo: «Keiko dice; PPK responde» (Véase la caratula del diario UNO del 8 de marzo). Es posible que el izquierdismo infantil o el nihilismo anarquista caigan en el juego ―si es que no han caído ya― en la medida que hacen mutis. O salgan con otra a su estilo: el problema no es PPK, sino (ahora y en este momento) que se vayan todos.

En cuanto al oportunismo PCP-SL y Fudepp. Como dijera una madre coraje, fallecida hace apenas un año: «es repugnante» su accionar. Están a la cola del fujimorismo, clamando por su propio indulto ―y el del grupo Colina, Vladimiro Montesinos, De Bari, etc.―; implorando se les permita participar en el sistema de partidos, porque cumplirán la tarea que les asignen en aras de llegar «verdaderamente reconciliados» al Bicentenario.

TRES
Ahora bien, hay una diferencia sustancial entre el pedido de vacancia, que naufragó merced a los votos birlados a Keiko, por Alberto Fujimori. Se trataba de una vacancia realizada como respuesta al riesgo de prisión preventiva contra Keiko; o sea, un movimiento calculado, un contragolpe del fujimorismo. Adolecía, además, de una peligrosa celeridad exprés. El reporte de la Comisión Bartra, que comprometía sobremanera a Kuczynski, apareció como un as bajo la manga.

Los sectores democrático burgueses pusieron en marcha la postura de golpe de Estado, y no les faltaban razones. Había un peligroso copamiento de instancias estatales por el fujimorismo. Las izquierdas se habrían metido en una trampa, si se dejaban llevar por la sola indignación y sumándose a ese proceso. Como ya sabemos, el indulto a Fujimori generó un vuelco en la actual situación política y colocó la vacancia sobre bases más claras.

Frente a este nuevo pedido de vacancia, Kuczynski, desde el arranque, apostrofó acerca de un «complot comunista». La Dama de Bagua habló de golpe y de venganza (Los mayores aliados del gobierno se autodenominan Los Vengadores). Juan Sheput, El Escudero, le ha puesto a Vizcarra una pistola en la sien para que jure que renunciará, si hay vacancia. El bufón Kenji, juega con avioncitos (y el diario UNO lo considera Gran Líder). El girondino Alberto Borea, dice que volvería a la heroica defensa de la Investidura Presidencial, cuyo éxito no la definieron sus frases elegantes y sus resonancias voltaireanas sino el indulto nefasto, etc. Todos ellos dicen que no hay motivos.

CUATRO
Hay algunas instancias de fundamentación a las cuales se puede recurrir. El informe originalmente elaborado por Nuevo Perú, que hoy es un informe multipartidario, ya más desarrollado. La opinión de quien fuera fiscal supremo en el juicio a Fujimori, Avelino Guillen. E informes periodísticos, por ejemplo, el de La República, sobre depósitos hacia las empresas de PPK en el BCP (El campo contrario aparece así fracturado). Las fuerzas políticas, la inteligencia jurídica, la indignación de la calle, configuran un alineamiento prometedor para impulsar la vacancia.

Queremos resumirlo así: 1] Es un mecanismo constitucional determinar si el presidente expresa incapacidad moral permanente, que le impediría dirigir el país. De probarse tal situación, deberá ser vacado. Existe un sistema de tratamiento y votación, ya conocido. 2] En la demostración de incapacidad moral ―ha sido posición insistente de Nuevo Perú― debe figurar a) el indulto, porque ha significado mentirle al país, al haber negociado un indulto ilegal (e inmoral) a cambio de mantenerse en el cargo. (Este punto no lo acepta Fuerza Popular).



Es incapacidad moral que Kuczynski b) no distinga lo público de lo privado. Eso le impide ejercer la primera magistratura porque implica aprovecharse del poder para hacer negocios o favorecer negocios ajenos, a fin de recibir beneficios a través de sus empresas. De modo tal que no existió ninguna Muralla China, sino una Puerta Giratoria (el informe realiza un seguimiento preciso de fechas, contratos, depósitos bancarios, etc.). El hecho que realizara estos contratos dolosos a lo largo de muchos años, con alevosía y ventaja, es un agravante para señalar esta incapacidad moral permanente. Debiera agregarse, creemos, que nada garantiza que, ahora mismo, estén en marcha, desde el máximo cargo público, nuevos y mayores negocios, en espera de que sean “descubiertos” dentro de diez años, cuando ya sean hechos consumados.

Kuczynski expresa incapacidad moral al c) haber recibido dinero de Odebrecht ―dinero sucio por el que está preso Ollanta Humala―, para sus campañas electorales. Y expresa incapacidad moral, finalmente y sobremanera, al d) haber venido mintiendo sistemáticamente, y cambiando sus versiones, sin sonrojarse, a medida que sus mentiras contumaces iban cayendo.

Pensamos que debiera ser causal de incapacidad moral permanente el e) no distinguir los intereses del país de los intereses foráneos. Esto es, las leyes peruanas debieran contemplar como expresión de incapacidad moral, el no tener noción de patria y soberanía.

Expectorar a Kuczynski aparece así como una cuestión de dignidad y de sentido de país. Es una afrenta, con tantas pruebas sobre la mesa, que un corrupto, lobista y vendepatria nos gobierne. Y si el movimiento popular peruano debe mostrar su poder de cambiar algo, le está servido que ello empiece fumigando Palacio de Gobierno.

CINCO
En la medida que el círculo se cierra, Pedro Pablo Kuczynski, viene realizando una fuga no hacia adelante, sino hacia fuera. Una fuga ecuménica. Busca apoyos de socios externos a los que ha servido bien.

Ha utilizado el grave y delicado problema venezolano para desviar la atención (la «desinvitación» a Nicolás Maduro, ha causado irrisión a la gente de la diplomacia). Ha utilizado la visita del Papa Francisco (aunque ahí se le cayó su discurso de la «reconciliación»). Se ha fotografiado con el impresentable Luis Almagro. Ha dicho que se ha entrevistado con Donald Trump, oiga usted. Y se apresta a utilizar como escudo la llamada Cumbre de las Américas.

A falta de apoyos internos, le queda usar el poder corruptor del dinero. Estaría promoviendo la división en las bancadas, impulsando el transfuguismo, a cambio de obras y negocios (analistas y opinólogos, sin el menor escrúpulo, le sugieren que impulse eso). La otra operación, la de comprar a la prensa, está en marcha hace tiempo. La prensa ha sido y es parte de la trama corrupta que nos saquea; la que mantiene a cubierta aun ahora la millonaria sobrevaloración de obras; la que lava la cara a los corruptos al día siguiente de sus desmanes; y la que ataca con saña toda actitud de defensa de nuestros recursos y los fueros nacionales.

La cerrada autodefensa de PPK, pasando por encima de todo, viene delatando y agravando, aun más, su incapacidad moral permanente. Y nos trae a la memoria a esos cuatreros ruines y sórdidos, de alta estatura y gran quijada, entre estúpidos y violentos que se consideran La Ley. A don Marcial La Fuente Estefanía, maestro de esta narrativa leve sobre el Viejo Oeste, no se le ocurrió un personaje de este jaez, que culmina cada desatino con baile y risotada demencial.

SEIS
La sonada frase de Pedro Pablo Kuczynski sobre la defensa «panza arriba» de su investidura ―o mejor de su individuo, sus negocios y demás― había sido completada por algunos columnistas, con la imagen de un gato fiero. El gato es un felino valiente, honorable y elegante. Tiene sentido de las formas. Sabe donde coloca sus excretas. Distingue cual es la sala y cual el patio. Caza ratones. No es el caso.

Desde las izquierdas, se ha recurrido a lo de perro faldero de Trump, intentando responder al impromtus de Kuczynski, que descalificó a Latinoamérica con la imagen del can «tranquilo». El perro tiene el defecto de las pulgas; pero es un animal empático, sensible, afable y sobre todo leal. Y se esfuerza en no cometer el mismo error. Tampoco es el caso.

En las históricas movilizaciones contra el indulto, la juventud y el pueblo marchante definió las cosas de esta manera categórica, respecto a Kuczynski: ¡No era Cuy, era una Rata! Esta frase indignada es una imagen severa para expresar lo repelente que resulta la acción roedora, contaminante de la lacra de la corrupción y de corruptos como PPK; y lo asqueante que es el orondo rabo de la impunidad que la acompaña.

Ha quedado claro de qué modo defenderá su investidura el señor Kuczynski, «panza arriba». Y, por consiguiente, a qué se exponen sus Damas de Compañía, escuderos, bufones y abogados de la Gironda, al interponerse al sanitario acto de fumigación y desratización que se prepara.

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.