Escribe: José Negrón Valera. Sputnik
Sabado, 04 de Mayo del 2019
Fracasado el golpe militar, según el analista, EE.UU piensa en bloqueo naval. En tal caso, los latinoamericanos debemos desarrollar una campaña para boicotear los planes yankees. (vt)

Por un lado, amenaza a Cuba con un embargo "absoluto" si mantiene su apoyo al Gobierno venezolano, por el otro presiona al Gobierno de Malta para que prohíba a Rusia usar su territorio para llegar al país suramericano y aplica sanciones contra barcos que transportan petróleo venezolano para ahogar la economía del país.

​​Todo hace suponer que en El Pentágono sí que están barajando con mucho interés un bloqueo total para ahogar definitivamente al Gobierno de Nicolás Maduro y lograr su tan ansiada implosión social.

Ideólogos del bloqueo
La idea del cerco definitivo hacia Venezuela, ya había sido analizada durante una reunión secreta del 'think tank' estadounidense "Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales" (CSIS), llevada a cabo el 10 de abril de este año.

Uno de los invitados a la reunión fue Fernando Cutz, a quien el periodista Max Blumenthal ha llamado "el arquitecto del golpe de Estado en Venezuela".

​Cutz, quien perteneció al Consejo de Seguridad Nacional del Grupo Cohen, asesoró estrechamente al embajador estadounidense William Brownfield, en torno a una estrategia para "dividir el círculo íntimo de Nicolás Maduro", reporta Blumenthal.

Cutz, una semana después a la mencionada reunión y sin ningún tipo de complejo, declaró al diario La Vanguardia que en el caso venezolano "No es posible una invasión, pero algo de baja intensidad, como un bloqueo naval, tal vez serviría para salir de esta situación de tablas". La 'opción Cutz' cobra relevancia visto el fracaso del Pentágono en su intento de dividir la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Sin embargo, puede que no sea algo de corto plazo visto el poco consenso alcanzado en la región para apoyar una acción de corte militar en Venezuela.

Si evaluamos sus declaraciones bajo el prisma de teóricos de la geopolítica como Nicholas Spykman, al parecer han entendido que lo importante no es controlar el 'Heartland' o núcleo de Venezuela, sino cercarlo (Rimland). Al considerar que las rutas terrestres y marítimas desde y hacia Venezuela están controladas en su totalidad por EEUU o por sus aliados regionales, esto le permitiría bloquear casi instantáneamente una o todas estas rutas sin la necesidad de una invasión o movilización de flotas.

Hay que matizar el hecho de que esto no sería una decisión sencilla. Un bloqueo naval representaría una agresión militar tan importante que Rusia y China se verían obligadas a sentar posición. Por un lado intervenir para resguardar al Gobierno continental latinoamericano con el que tiene mejores relaciones o renunciar a su avance en la región y devolver su espacio de influencia a los EEUU, con hegemonía continental. No obstante, aun cuando un escenario de estas dimensiones es improbable en un corto plazo, Estados Unidos se ha preparado para él.

Antecedentes peligrosos
En el 2017 EEUU realizó unos ejercicios militares denominados Tradewings a 600 kilómetros de las costas venezolanas. Los identificaron como "una maniobra multinacional de seguridad marítima y respuestas a desastres en el Caribe". En el 2018, llevaron a cabo los ejercicios multinacionales Unitas, donde Colombia era el anfitrión y participaron más de 18 países. La razón esgrimida para hacer el despliegue de exploración radioelectrónica y fuerza aerotransportadas, era supuestamente luchar contra el crimen trasnacional y prestar apoyo durante una crisis humanitaria. Dos argumentos que constantemente usa Washington para atacar al Gobierno venezolano.



Además de estos ejercicios, por solo citar los que mayor perfil naval tienen, existe el antecedente de la Zona de Exclusión Aérea sobre Libia en el año 2011. Una zona libre de vuelos (con la excepción de vuelos de ayuda humanitaria) establecida luego de un embargo naval de armas. En la práctica, la Zona de Exclusión Aérea representó la presencia de una gran flota de la OTAN frente a las costas libias, que acabaron en cuestión de horas con todas las defensas antiaéreas del ejército libio, seguido de un intenso bombardeo aéreo sobre objetivos militares.

Estos ejercicios, como el Unitas o el Tradewings, debemos entenderlos bajo la óptica de lo que el periodista y político Thierry Meyssan, considera es la estrategia de destrucción del Caribe por parte de Estados Unidos. Es decir, usar a los países que conforman esta gran área del mundo con dos objetivos: presionándolos para reducir los aliados de Venezuela y además usarlos como plataforma logística de ataque contra el país suramericano, pero también, contra Cuba y Nicaragua.

Áreas amenazadas
La fuente más importante de recursos económicos para Venezuela es el petróleo y sus derivados, la mayor parte de su explotación se encuentra en el centro y sur del país, en lo que se ha denominado el yacimiento petrolero más grande del mundo, la faja petrolífera del Orinoco.

No obstante, esta faja cuenta con una gran desventaja geoestratégica: un rápido acceso marítimo, que por el delta del Orinoco permite la entrada y salida de materiales y medios navales, a su vez, este delta se encuentra muy próximo a Trinidad y Tobago y Guyana, ambos países muy cercanos políticamente a Reino Unido.

Por el Sur, la exclusividad de la conexión terrestre que existe entre Venezuela y Brasil es una espada de Damocles. Representa un acceso muy prolongado a una región que carece de objetivos estratégicos, con excepción obvia de la Central Hidroeléctrica del Guri, que ofrece una fácil defensa terrestre para Venezuela pero una sola vía comercial hacia el exterior, con facilidades para la obtención de inteligencia desde Brasil.

Por el Oeste, tenemos dos accesos terrestres importantes pero accidentados, por los andes, una cordillera que retrasa cualquier tipo de avance con transporte pesado y al norte una sierra que protege al estado Zulia con un solo acceso a un territorio sin objetivos militares estratégicos, que además ha sido defendido en el pasado con mucho éxito, recordemos la crisis del Caldas entre Colombia y Venezuela.

Por tanto, cuando pensamos en bloqueo naval debemos mirar al Norte de Venezuela. El frente más amplio y accesible que representa la segunda línea costera más extensa y la zona económica exclusiva más grande de la cuenca del Caribe. Además, este frente Norte es el asiento de los poderes públicos del país, posee los puertos más importantes y uno de los complejos refinadores más grandes del mundo, ubicado en la península de Paraguaná, lo cual lo hace el objetivo primario de una estrategia como esta.

Si hacemos una sumatoria, las condiciones para que se cumplan los planes de los asesores de seguridad nacional de Trump y El Pentágono en torno a un bloqueo naval, existen. Al menos en la teoría. Sin embargo, para que los planes se pongan en práctica, y más aún, tengan éxito deben suceder muchas otras circunstancias.

Una de ellas, y es a la que más deben estarle dando vueltas los militares y políticos en Washington, es: ¿Vamos a impedir que un avión o barco ruso, chino, iraní o turco entre a Venezuela con alimentos y medicinas? Y de ser positiva la respuesta, surgiría una última y muy importante cuestión ¿Cómo lo harían? No es del todo fácil, verle la cara a la tercera guerra mundial ¿verdad?

Extraído de Sputnik, 3/5/2019.

VTv

CRÓNICAS

Sucesos de la política, batallas de los pueblos y experiencias cotidianas, reconstruidos en clave narrativa.

REPORTAJES

Explicando y documentando los acontecimientos-clave, y desmontando las patrañas del coro intelectual y mediático.

MUNDO

Información y puntos de vista sobre el mundo en que vivimos, y contra las tergiversaciones de los monopolios internacionales de la (des)información.

ECOLOGÍA

La Madre Tierra viene siendo destruida a marchas forzadas por el capitalismo y su globalización desbocada.

SOCIAL

El movimiento social peruano, su actual ascenso y perspectiva, apreciados desde abajo.

SOBERANÍA

Nos han robado el país y se lo vienen repartiendo entre vende patrias y poderes extranjeros ¿Qué hacer?

LITERATURA

La creación, la crítica y la teoría literaria en escena. La literatura universal y peruana que se está produciendo hoy y sus autores.

ECONOMÍA

La primordial actividad productiva, comercial, financiera (y especulativa), y sus conflictos cruciales.

TECNOLOGÍA

Nuevas tecnologías, su utilidad, su abuso y sus proyectos extremos. Las antiguas y remozadas creaciones humanas.

FILOSOFÍA

El debate doctrinario y filosófico retoma vuelos: Necesidad de esclarecimiento y toma de posición.

ARTE

Pintura, escultura, cine, música, danza, teatro, graffiti, canción urbana, arte de las prisiones, cumbia peruana, arte afroperuano, arte andino, aimara, selvático, etc.

CIENCIAS

El saber humano acumulado, los nuevos descubrimientos, la difícil construcción del conocimiento y su (mal) uso por el poder.

POLÍTICA

Ante el virtual derrumbe del carcomido sistema de partidos (bandas con inscripción en el JNE), es la hora de alternativas de cambio y transformación.

HISTORIA

Acerca de la Historia antigua y reciente, para conocernos quiénes somos y hacia dónde podríamos marchar.